Coronavirus: ocultó los síntomas, viajó a Bariloche y contagió a 65 compañeros

·2  min de lectura
Coronavirus: la postergación de los viajes de egresados y las dudas sobre las cuotas, una nueva preocupación
Julian Lausi

Una estudiante del ocultó los síntomas de coronavirus que tenía y contagió a 65 compañeros. Antes de que fueran suspendidos los viajes de egresados por la llegada de la segunda ola de Covid-19, los estudiantes tenían que cumplir con una serie de requisitos para ser habilitados a embarcar, sin embargo, la joven no cumplió con las medidas y terminó infectando a sus amigos.

Covid-19: cuántos días tardan en aparecer los síntomas de coronavirus

Entre los requisitos que debía cumplir se encontraba una semana de aislamiento obligatorio, una declaración jurada y una prueba de PCR negativa; según trascendió, este se lo habría realizado dos días antes de lo que exigía la empresa, que era 72 horas previo a la partida. El grupo salió de Aeroparque la tarde del Viernes Santo.

Hace un año, 75 alumnos del colegio de Castelar empezaron a pagar las 18 cuotas del viaje a Bariloche a través de la empresa Travel Rock para instalarse durante 10 días en un hotel de la ciudad, pero las cosas no terminaron como lo esperaban, ya que a los tres días 65 de los 75 terminaron en aislamiento y el resto tuvo que volver a Buenos Aires.

Peligran algunos viajes de egresados
Peligran algunos viajes de egresados


Los viajes de egresados fueron suspendidos ante la llegada de la segunda ola de Covid-19

Según mencionaron sus compañeros, en los primeros días notaron un comportamiento extraño en su compañera: se la pasaba durmiendo, tenía ojeras y estaba fatigada. La joven había ocultado la sintomatología con ibuprofeno, paracetamol y paños fríos; además, según consignó Clarín, nunca mencionó que tenía dolor de garanta.

El exabrupto de Iván Noble al hablar de Susana Giménez

Luego de hisoparse y de abordar el vuelo, estuvo en contacto con su hermano y su novio, quienes terminaron infectados. La joven recién avisó que se sentía cansada dos días después de haber llegado a la Patagonia, dijeron sus compañeros. Mientras tanto, la egresada ya había ido a excursiones y a boliches. A los tres días del viaje, otros compañeros comenzaron a presentar síntomas: cansancio, fiebre y algunos pérdida de olfato y gusto.

Así, la empresa a cargo habría implementado los protocolos y realizó una burbuja de 300 personas en el hotel. Los alumnos se aislaron de a cinco personas en sus habitaciones sin tener contacto con otros. Los que presentaron síntomas se aislaron 10 días, mientras que los asintomáticos volvieron en un vuelo especial a Buenos Aires. Según se supo, no se efectuó una denuncia contra la joven.

LA NACION intentó comunicarse con el colegio de Castelar, pero no obtuvo respuesta.