Coronavirus. Obstáculos: el tipo de jeringas, una "ruleta rusa" en la vacunación en la UE

Matthias Blamont
·4  min de lectura

PARÍS.- Laurent Fignon, un médico geriátra del sur de Francia, tiene que ser extremadamente cuidadoso mientras aplica la vacuna Covid-19 de Pfizer y BioNTech a los residentes del hogar y al personal de salud porque las agujas que le proveen no son las adecuadas y las jeringas son cortas.

Obtener las seis dosis completas de los viales o frascos en los que viene la vacuna de Pfizer / BioNTech, según lo permitido este mes por el regulador de salud de la Unión Europea, requiere agujas que sean lo suficientemente finas para minimizar el desperdicio de lo que queda en su interior, y largas como para poder administrar una inyección intramuscular en el hombro del receptor.

El hospital en el que trabaja Fignon en Cannes recibió agujas de la autoridad de salud pública francesa que eran demasiado cortas, dijo, lo que obligó a buscar suministros a nivel local. Otros hospitales cercanos obtuvieron las agujas adecuadas y fueron lo suficientemente generosos como para compartir algunas.

Coronavirus: Rusia lanzará la vacuna Sputnik "light" en febrero

"Para nosotros, parece una ruleta rusa", dijo Fignon. "Uno nunca sabe el número de dosis que finalmente obtendrá de cada frasco".

Una escasez similar de agujas y jeringas adecuadas está apareciendo en otras partes de Europa, lo que complica un comienzo ya vacilante de la campaña de vacunación que se vio agravado por las advertencias de Pfizer y AstraZeneca, su par anglo-sueco, de queno podrán cumplir con los compromisos de suministro de vacunas en el corto plazo.

Pfizer pronostica ahora que producirá 2000 millones de dosis este año, pero esto supone que será posible extraer las seis dosis completas de cada frasco, en lugar de las cinco que se anunció en un comienzo. Y, como el laboratorio cobra por dosis, el costo de cada frasco aumentó un 20%.

Coronavirus: aprueban en la Unión Europea la vacuna de Oxford y AstraZeneca para mayores de 18 años

La Comisión Europea está presionando a Pfizer y al socio alemán BioNTech para que entreguen más agujas finas, con poco espacio desperdiciado en su interior, para poder extraer la dosis extra.

BioNTech contestó que adquirió 50 millones de agujas que puede vender a precio de costo a países de todo el mundo y está buscando comprar más. Pero esa cantidad está muy lejos de los 600 millones de dosis de su vacuna que compró la UE.

Los ejecutivos del laboratorio dicen que, si bien la producción de agujas y jeringas es suficiente para satisfacer la demanda actual, la avalancha de pedidos hace que a menudo no llegan a donde se necesita con mayor urgencia. Se está trabajando para evaluar la demanda futura y encontrar formas de satisfacerla, dicen.

En Alemania, la distribución de la vacuna está a cargo del gobierno central, pero sus 16 estados federales son responsables de obtener agujas y jeringas, y los resultados son variados.

Algunos, como Baden-Wuerttemberg y Thuringia, tuvieron la suerte de pedir el tipo correcto de agujas y jeringas desde el principio. Pero otros, incluidos Baviera, Sarre y Baja Sajonia, no lo hicieron y están haciendo oír sus reclamos, dicen los funcionarios.

Sajonia, en la frontera checa, también está teniendo que comparar precios debido a que la escasez de suministro hace subir los costos, dijo Lars Werthmann, jefe regional de logística de vacunas de la Cruz Roja Alemana.

"No podemos permitirnos perder una sola dosis de vacuna en este momento. Y tampoco podemos justificar el fracaso por una jeringa que cuesta 5 centavos", dijo Werthmann.

El principal fabricante europeo de jeringas, una empresa alemana de propiedad privada llamada B. Braun, dice que está trabajando para enfrentar la mayor demanda.

"Con nuestros competidores, actualmente podemos cubrir todas las demandas en relación con los productos necesarios para las vacunas", dijo la vocera Christine Bossek. Pero agregó: "estamos trabajando en paralelo en soluciones para asegurar que podamos seguir haciéndolo en el futuro".

Suiza había realizado todos sus pedidos de agujas y jeringas para administrar cinco dosis por frasco. Con las seis dosis permitidas ahora, está en conversaciones con Pfizer para poder tener el equipo necesario para extraer esa cantidad de vacunas de cada vial, dijo la Oficina Federal de Salud Pública.

De vuelta en Cannes, Fignon señaló que hasta ahora, él y sus colegas lograron extraer seis dosis de los viales de Pfizer, pero agregó que esto no será posible en el futuro a menos que obtengan las agujas y jeringas adecuadas.

"Algunos países tenían el equipo adecuado desde el comienzo; no fue el caso aquí en Francia", dijo. El Ministerio de Salud francés reconoció que extraer la sexta dosis es un desafío, que requiere un equipamiento específico, y que estaba en el proceso de garantizar que las agujas y jeringas adecuadas lleguen a los médicos.

Agencia Reuters