Coronavirus: Nicolás Maduro quiere desarrollar "la vacuna ALBA" contra el Covid-19

LA NACION

CARACAS.- En marzo de este año, cuando en América Latina, hoy epicentro de la pandemia, comenzaban a conocerse los primeros casos de coronavirus, el presidente de Venezuela,Nicolás Maduro, aseguró que tenía un fármaco (el interferón) que curaba la enfermedad y desató la polémica con los expertos del mundo, que trabajan desde hace meses y no consiguen avances. Ahora, el bolivariano volvió a poner el eje en la ciencia y dijo que quiere conseguir la vacuna.

Ayer, durante una cumbre virtual de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), dijo: "Una propuesta que considero esencial, vital y la pongo sobre la mesa para su implementación inmediata por parte de nuestros organismos rectores de la salud es [desarrollar] la vacuna ALBA contra el coronavirus".

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades

Así abogó por poner como "prioridad" del ALBA tanto este desarrollo, en paralelo a los varios proyectos alrededor del mundo, como la producción de test y tratamientos, "en alianza con la Organización Mundial de la Salud (OMS), China y Rusia" para "ir un paso, dos pasos, tres pasos por delante en este tema".

"Para que, una vez se garantice la seguridad de la vacuna contra el coronavirus podamos tener acceso a ella de inmediato y podamos distribuir millones de vacunas a todos los pueblos del ALBA", indicó.

La buena noticia que inquieta a los desarrolladores de vacunas contra el Covid-19

Tras ello, recibió el respaldo de su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega. "Vamos a la búsqueda de la vacuna", dijo el líder sandinista en su turno de palabra. Ambos mandatarios destacaron además la respuesta del ALBA frente a la de los Estados Unidos y sus aliados en la región. Maduro mencionó el caso de Santa Lucía: "En Santa Lucía no han podido pagar los sueldos del sector público. Si siguieran en el ALBA eso no hubiera pasado porque no íbamos a dejarlos solos. Pero (el presidente estadounidense Donald) Trump empujó al primer ministro a salirse y no le garantizó el apoyo para enfrentar la pandemia".

El coronavirus también fue para el chavista la excusa perfecta para criticar a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a su secretario general, Luis Almagro, uno de sus mayores críticos. "En esto de la pandemia el nombre de Luis Almagro quedó borrado del mapa. La OEA no sirve para nada. La porquería va para la basura", indicó.

Ayuda

El proyecto de Maduro para liderar las investigaciones de la vacuna fue anunciado días después de la llegada a Venezuela de un vuelo con ayuda humanitaria desde Irán para contener la expansión del Covid-19.

El ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, informó que llegaron a Caracas "distintos kits de pruebas, dotación médica". Además contó que llegó una delegación iraní de "cooperación", aunque después desde cancillería no ofrecieron detalles de los funcionarios.

Además de la ayuda humanitaria, Teherán proporcionó a Venezuela 1,53 millones de barriles de gasolina y componentes, de acuerdo con ambos gobiernos. Expertos en salud dicen que Venezuela, que registra 2473 casos de coronavirus, está en alto riesgo en medio de la pandemia debido al colapso económico, la mala situación de los hospitales y los servicios públicos básicos como el agua. Sin embargo desde el gobierno chavista aseguran que la situación está controlada y no es alarmante, pese a que semanas atrás Human Rights Watch y la Universidad Johns Hopkins, que actualiza a diario los números del brote, denunciaron al bolivariano por esconder las cifras reales de casos y señalaron que las víctimas mortales son por lo menos 30.000.

Agencias DPA y Reuters