Coronavirus. Se negaba a abrir el baúl: llevaba escondidos a sus hijos

LA NACION

Un matrimonio fue sorprendido cuando recorría la autopista del Buen Ayre, a la altura de Ituzaingó, sin el permiso necesario para circular en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional para combatir el brote de Covid-19. Pero la sorpresa de los policías a cargo del operativo fue mayor cuando abrieron el baúl y descubrieron escondidos a los hijos adolescentes de la pareja.

Así lo informaron a LA NACION fuentes policiales. El hecho ocurrió en las últimas horas a la altura del kilómetro 21,5 de la autopista del Buen Ayre, cuando en un control, personal de la policía bonaerense hizo detener al conductor de un VW Suran gris.

El conductor, de 35 años, iba acompañado por su esposa, de 32. Dijo que se dirigían a San Miguel para visitar a su padre. Según fuentes policiales, presentó un permiso de una actividad laboral que aún no fue habilitada por el Gobierno.

"El conductor del vehículo estaba muy nervioso y se negaba a abrir el baúl", dijo una fuente policial. Finalmente, cuando los uniformados abrieron la parte trasera del vehículo descubrieron que allí estaban, escondidos, los hijos de la pareja, dos chicos de 12 y 13 años.

La pareja quedó a disposición del Juzgado Federal de Morón en turno. Las autoridades judiciales, después de que la policía certificara las identidades y el domicilio, notificaron a la pareja que tenían la obligación de regresar a su domicilio, situado en la ciudad de Buenos Aires.