Coronavirus: murió la maestra de Texas que se hizo viral por un video de sus alumnos abrazándose

LA NACION
·2  min de lectura

Zelene Blancas, una maestra de primer grado de El Paso, Texas, Estados Unidos, que se hizo conocida en el mundo por compartir un video muy tierno de sus alumnos en 2018, murió por coronavirus tras dar positivo el 20 de octubre pasado. Fue su familia la que confirmó la noticia, de acuerdo con lo publicado por la cadena CNN.

Blancas, quien desde hacía diez años trabajaba como educadora, fue hospitalizada semanas atrás por una complicación en su estado de salud debido al Covid-19. Su hermano, Mario Blancas, contó que después de semanas de mostrar signos de recuperación, sus niveles de oxígeno bajaron y debieron intubarla el 22 de noviembre.

La herencia de Diego Maradona: el hijo de Fidel Castro reveló un secreto de la casa de Cuba

Tras ello la mujer de 35 años, nunca más pudo dejar el respirador. Pasó dos meses en el hospital antes de morir. "Ella era como mi Mujer Maravilla. Era mi columna vertebral, y era como mi segunda madre a pesar de que solo nos separan cuatro años", agregó su hermano.

"Aunque a veces ser maestra es algo difícil, ella siempre miró de manera positiva", agregó el hombre y afirmó: "No lo sabía hasta ahora, pero ella era un ángel".

Durante el agravamiento de su estado de salud, la familia organizó una campaña de GoFundMe para recaudar dinero para sus gastos médicos durante su estadía el hospital. Ahora planea celebrar un funeral el 8 de enero.

Zelene Blancas, maestra bilingüe, se hizo conocida a nivel nacional e internacional hace dos años cuando un video suyo de estudiantes despidiéndose obtuvo más de 22 millones de visitas. Según la directora de la escuela en la que trabajaba, Cristina Sánchez-Chavira, ella enseñó a los niños a ser amables y afectuosos entre sí.

Las imágenes que se hicieron virales mostraban a los alumnos despidiéndose de un compañero de clase antes de las vacaciones de 2018. "Esa era su clase todos los días. No era nada especial ni nada nuevo. El ambiente en su salón de clases era muy cariñoso. Ella les enseñó a ser amables entre sí y a verse realmente como una familia", declaró Chavira.