Coronavirus: un millonario canadiense fingió ser pobre para que le dieran la vacuna

Jaime Porras Ferreyra
·3  min de lectura

MONTREAL.- La pandemia saca a la luz muestras de solidaridad y empatía; pero también actos de infamia y egoísmo. Rodney Baker, de 55 años, millonario de la industria del juego, y Ekaterina Baker, de 32 años, actriz cinematográfica, causaron fuerte irritación en Canadá. La pareja fue multada por viajar y mentir para ser vacunada contra el Covid-19, en perjuicio de los miembros de una comunidad indígena cercana a los límites con Alaska. Sin embargo, la sanción podría aumentar como resultado de la ola de indignación.

Según informó Yukon News, los Baker viajaron desde Vancouver, Columbia Británica, a Whitehorse, capital del territorio del Yukón, el 20 de enero. Dos días después, pagaron los servicios de un avión chárter para aterrizar a 540 kilómetros, en Beaver Creek, una comunidad de un centenar de personas, en su mayoría población autóctona. El gobierno de Justin Trudeau se comprometió a reservar ciertas cantidades de vacunas -entre los primeros lotes recibidos- para destinarlas a poblaciones indígenas ubicadas en zonas remotas. Tal ha sido el caso de Beaver Creek, donde una clínica móvil comenzó el 18 de enero a administrar el antígeno desarrollado por Moderna.

Coronavirus. Drama en Lima. Como en Manaos, filas de hasta tres días para conseguir oxígeno

Rodney y Ekaterina Baker recibieron las dosis alegando que eran trabajadores de un motel de la zona. Incluso mostraron al personal sanitario credenciales de seguro médico de las provincias de Ontario y Columbia Británica, afirmando que residirían poco tiempo en Yukón. "Las personas que viven y trabajan en el territorio no necesitan una identificación de Yukón para vacunarse; el gobierno había anunciado que se aceptarían credenciales de seguro médico de otras jurisdicciones si estos individuos son residentes en el territorio", precisaba el diario.

Los sanitarios, ya con ciertas dudas, se sorprendieron cuando el matrimonio pidió luego ser conducido al pequeño aeropuerto de la comunidad. Llamaron entonces al motel mencionado por los Baker y recibieron la confirmación de que no formaban parte de la plantilla de empleados, así que decidieron contactar a las autoridades, que visitaron el domicilio que los Baker habían registrado como el lugar donde pasarían la cuarentena obligatoria. Tras no obtener respuesta, se desplazaron al aeropuerto.

El millonario y la actriz se disponían a tomar un vuelo para volver a su hogar en Vancouver. Cada uno fue multado con el equivalente a unos 900 dólares estadounidenses al haber violado dos disposiciones de la ley de medidas civiles de urgencia: no haber respetado el confinamiento obligatorio de 14 días y mentir en una declaración jurada. La normativa señala que estas acciones podrían conllevar penas de seis meses de cárcel. Angela Demit, jefa de la reserva indígena de White River, afirmó en un comunicado: "Estamos muy preocupados por las acciones de individuos que ponen en peligro a nuestros mayores y a nuestra gente más vulnerable". Demit agregó que su reserva considera que las sanciones impuestas son muy tenues y pidió a la Real Policía Montada de Canadá abrir una investigación.

Coronavirus. Ferran Adrià: "Esto no es una crisis. Esto es otra cosa. Esto es una tragedia"

Kluane Adamek, líder de la Asamblea de Primeras Naciones del Yukón, dijo que las comunidades de este territorio deben saber que "estas acciones no serán toleradas y que las autoridades deben imponer restricciones más severas". Por su parte, Bonnie Henry, oficial de Sanidad de Columbia Británica, dijo que los Baker "deberían avergonzarse de sí mismos. Pusieron en riesgo a una comunidad pensando en su propio beneficio y eso para mí es espantoso", expresó.

Tras el escándalo, Rodney Baker renunció este lunes al cargo de consejero delegado de Great Canadian Gaming Corporation, compañía que posee hipódromos y casinos en diversos puntos de Canadá. El país reportó más de 774.000 casos de Covid. Cerca de 870.000 canadienses ya recibieron la primera dosis de la vacuna. Se ignora en qué fecha los Baker podrían recibir la segunda inyección.

Diario El País, SL