Coronavirus: Miami Beach extiende el toque de queda y las medidas de emergencia

·3  min de lectura
Turistas caminan por Ocean Drive, Florida
JOE RAEDLE

MIAMI.- El consejo municipal de Miami Beach en Estados Unidos decidió el domingo extender un toque de queda a partir de las 20:00 horas y concedió una autoridad de emergencia por hasta tres semanas, a fin de ayudar a controlar a la población que se desplaza sin permisos ni mascarillas para acudir a eventos en vacaciones de primavera.

Miles de personas han abarrotado el distrito cultural Art Deco de la ciudad, lo que ha provocado caos y desórdenes en los últimos días, cuando los estudiantes universitarios suelen celebrar el inicio de la primavera boreal o spring break.

Donald Trump, listo para eludir las mordazas de Twitter y Facebook con una plataforma propia

El alcalde Dan Gelber dijo en una reunión de emergencia del consejo municipal que todo tipo de visitantes de fuera de la ciudad y de Florida –no solo universitarios– están atestando las calles desde que el gobernador Ron DeSantis dijo a fines de febrero que el estado era un “oasis de libertad” ante las restricciones del coronavirus.

“Parecía un concierto de rock. Todo lo que se podía ver era gente de pared a pared”, dijo el administrador de la ciudad, Raúl Aguila, a la comisión municipal.

Aguila dijo que se notó un aumento de las aglomeraciones el viernes por la noche y aplicó la autoridad de emergencia el sábado para establecer un toque de queda, cerrando calles y carreteras en el área.

Desde que se declaró la pandemia por el Covid-19 en marzo de 2020, este es el segundo año consecutivo que Miami se ve forzado a cortar las fiestas de primavera de los universitarios ante los estragos y falta de cumplimiento de medidas básicas para frenar la pandemia, que ya se ha cobrado en Estados Unidos más de 540.000 vidas, más de 32.000 de ellas en el Estado de Florida.

El domingo, el consejo del municipio acordó otorgarle a Águila la autoridad para extender el toque de queda y el cierre de calles por hasta tres períodos más de siete días, según sea necesario, a partir del martes

Gelber dijo que las multitudes se reunieron en momentos en que el condado circundante está experimentando 1000 nuevas infecciones de Covid-19 y un rango de entre 50 y 100 personas hospitalizadas por día.

Los países ricos, cada vez más alejados de la posibilidad de vacunar al mundo

Por su lado, el jefe de policía de Miami Beach, Richard Clements, ha considerado que la situación se había vuelto insostenible. “El jueves pasado cientos de personas provocaron una estampida y se dedicaron a arrojar sillas como armas”, ha explicado como un ejemplo. “Esperábamos que fuera algo que sucediera una sola vez, pero se volvió a repetir otra noche y una joven resultó herida”, ha continuado.

“Desde el pasado 3 de febrero, la policía de Miami Beach está en alerta y con su dotación de personal aumentada desde el fin de semana del Super Bowl, al que siguió la festividad del día de los Presidentes y luego las vacaciones de primavera”, ha apuntado Ernesto Rodríguez, vocero del Departamento de Policía de Miami Beach, en un informe esta semana. Desde el Super Bowl, los agentes han realizado más de 900 arrestos en la ciudad, “más de 300 de los cuales fueron por delitos graves”, según el informe.