Coronavirus en Mendoza. La vuelta a clases es "voluntaria" y empezaron alumnos de escuelas técnicas

Pablo Mannino
·3  min de lectura
El retorno en las escuelas técnicas se produjo bajo estrictas medidas de higiene y distanciamiento. Sin embargo, hay resistencia gremial a la vuelta a las clases, por lo que será "voluntaria".
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

MENDOZA.- En medio de dilaciones oficiales y resistencia sindical, las escuelas empiezan a abrir lentamente en la provincia del oeste argentino, luego de que la Nación autorizara el regreso a la fase de distanciamiento. Así, desde hoy, los primeros en volver a las aulas son alumnos de las escuelas técnicas para que puedan realizar las "prácticas profesionalizantes".

Asimismo, se espera que en los próximos días retornen a los colegios los chicos que tienen "trayectorias educativas débiles". En todos los casos, la vuelta será "voluntaria" por lo que el gobierno, junto con los directivos y docentes, además de las familias, deberán organizar quiénes serán los que finalmente retomarán el contacto y dónde se realizará la revinculación. En este sentido, se trabaja también con las municipalidades para aceitar el mecanismo y los lugares habilitados.

Mientras, los primeros en regresar al colegio son estudiantes del último año de secundaria que deben realizar las actividades de prácticas en la Educación Técnico Profesional. Se trata de una experiencia a pequeña escala de reanudación de tareas por parte de 307 estudiantes de sexto año de 10 escuelas secundarias técnicas.

En 10 escuelas técnicas se produjo el primer regreso a clases de la provincia, en medio de la resistencia de los gremios educativos.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

La vuelta se produjo sin sobresaltos, bajo estrictas medidas sanitarias. Uno de los establecimientos elegidos es la escuela 4-062 Juana B. A. de Cortés, en San Roque, Maipú. En este sentido, se armaron grupos no mayores a 10 estudiantes, que efectúan actividades separadas, en diferentes espacios y horarios, por lo que no se cruzan, manteniendo así las islas o burbujas. Desde el ingreso hasta la salida se mantuvieron las normas de bioseguridad y distanciamiento. Así, los alumnos y docentes desarrollaron las tareas con guardapolvos, cofias, mascarillas, barbijo y con lavado de manos permanente, utilizando alcohol en gel.

El retorno se estos alumnos se produce luego del anuncio del gobernador Rodolfo Suarez de permitir la vuelta a clases de manera progresiva, haciendo foco en quienes terminan los ciclos educativos, principalmente los de quinto y sexto años del secundario, y en aquellos estudiantes vulnerables de todos los niveles que quedaron afuera del sistema por dificultades de acceso tecnológico. Se estima que son más de 15.000 los chicos mendocinos con trayectorias educativas débiles.

En tanto, la experiencia piloto puesta en marcha hoy cuenta con el aval de sus directores y tiene un carácter voluntario. Asimismo, desde la Dirección General de Escuelas (DGE) indicaron que si las condiciones sanitarias lo permiten se extenderá la apertura de talleres de otras instituciones que así lo soliciten; así como a los alumnos de 5° año de escuelas secundarias orientadas y de 7° grado de primaria.

El titular de la Dirección General de Escuelas, José Thomas, recorrió uno de los colegios donde volvieron los alumnos a realizar las prácticas profesionales.
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

"Necesitamos consolidar la promoción rápidamente para aquellos que pasan de nivel. Por eso lo importante es consolidar eso y, si lo permite la pandemia, la infraestructura y cómo vamos avanzando la idea es seguir sumando los demás años, pero siempre pensando en las trayectorias más débiles", indicó el titular de la DGE, José Thomas.

Hasta ahora, según indicaron desde el ejecutivo provincial, todas las escuelas técnicas fueron equipadas desde el punto de vista sanitario y de infraestructura con el programa INET (PMI institucional) y el fondo escolar permitiendo estar en condiciones para ajustarse al protocolo. En este sentido, desde el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) han puesto su reparo a las intenciones oficiales de ir abriendo paulatinamente los establecimientos ya que aseguran que las escuelas no están preparadas para evitar los contagios de alumnos y docentes. Por tal motivo, mantienen su rechazo a las medidas actuales, esperan ser convocados por las autoridades para analizar la situación y determinar las condiciones para regresar el año que viene. Por ahora, quienes vuelven a las aulas lo hacen de manera voluntaria.