Coronavirus: en Mendoza podrían quedarse sin vacunas esta semana

Pablo Mannino
·4  min de lectura
Crece la preocupación de los adultos mayores mendocinos frente a la escasez de dosis; hasta ahora, sólo el 50% de los inscriptos recibió la inmunización
Crece la preocupación de los adultos mayores mendocinos frente a la escasez de dosis; hasta ahora, sólo el 50% de los inscriptos recibió la inmunización

MENDOZA.- Se encendieron las alertas en la provincia del oeste argentino en medio de la escasez de vacunas. La principal preocupación, de cara al invierno, radica en la inoculación de los mayores de 70 años, que viene con demoras y posibles frenos, fundamentalmente por la falta de dosis para este grupo etario de alto riesgo, que llega a los 210.000 ciudadanos en toda la geografía local.

Así las cosas, de acuerdo a datos a los que accedió LA NACION, sólo se ha vacunado al 50% de los 110.000 inscriptos en el sistema informático dispuesto por el Gobierno local para estas personas. Sin embargo, hay 100.000 personas más que aún no se han reportado, ya sea por desconocimiento tecnológico, falta de asistencia de algún familiar o vecinal, fallecimiento en los últimos meses o, directamente, por no querer recibir la vacuna. De todas maneras, las fuentes consultadas indican que esta última opción es ínfima, por lo que el número de “ausentes” es importante, lo que puso al Ejecutivo a empezar a mirar con detenimiento, ya que sólo se ha podido detectar a la mitad del total.

De esta manera, sobre esa base de 110.000 personas inscriptas, sólo unas 55.000 han recibido la primera dosis de la vacuna, por lo que hay gran incertidumbre en el resto de la población de esa franja etaria que se inscribió. Asimismo, crece el nerviosismo entre los adultos mayores que esperan recibir en los próximos días la segunda dosis, principalmente de la vacuna rusa Sputnik V. El problema es la escasez que empieza a advertirse.

“Si no llegan más dosis, la provincia podría quedarse sin vacunas esta semana”, indicó la subsecretaria de Planificación y Coberturas Sanitarias de Mendoza, Mariana Álvarez, quien confirmó el arribo el fin de semana de sólo 17.400 dosis del primer componente de Sputnik V. En tan sólo una semana, el nivel de inoculación en la provincia comenzó a aceitarse, por lo que logró cuadruplicar la performance diaria, pasando de 1.500 aplicaciones a más de 5.000. “Con las dosis que tenemos hoy, más allá de las estadísticas que figuran en el monitor de vacunación nacional, se terminarían las vacunas que tiene disponible la provincia esta semana”, recalcó Álvarez, haciendo hincapié en la importancia de que el Ejecutivo nacional acelera los trámites internacionales para que arriben al país los cargamentos.

De acuerdo con ese registro nacional, a Mendoza ya se distribuyeron 161.250 vacunas, de las cuales se colocaron 89.154. La primera dosis ya la recibieron 75.539 personas mientras que el segundo componente sólo se aplicó a 13.615 ciudadanos, en su mayoría personal de salud. Buena parte de las vacunas que hoy están disponibles corresponde a la china Sinopharm, que no está indicada para mayores de 60 años. Asimismo, desde Salud indicaron que hay un remanente de segundas dosis para aplicar a quienes ya lograron ingresar a la campaña.

“Necesitamos mayor cantidad de vacunas para poder continuar vacunando a la población de riesgo”, completó Álvarez.

Por ahora, y a la espera de la llegada de la “segunda ola”, que podría darse dentro de un mes, Mendoza tiene la situación epidemiológica “bajo control”, indican las autoridades sanitarias. Sin embargo, los últimos reportes oficiales dan cuentas de que existe una leve pero progresiva suba de transmisiones. Así, la tasa de positividad ronda el 15%, cuando había bajado al 10%; mientras que el uso de camas críticas de terapia intensiva pasó del 40% al 53% en las últimas semanas. A la fecha, la tierra del sol, del buen vino y del conocimiento registra 66.306 casos positivos confirmados de Covid-19, 62.712 personas recuperadas y 1.486 fallecimientos.

“A todos las personas que se inscriban se les pide razonabilidad y paciencia en la espera para la confirmación del turno”, insisten por estas horas en el Ministerio de Salud, pero la ansiedad de los adultos mayores gana terreno, teniendo en cuenta la incertidumbre que ronda el arribo de nuevas dosis y que se acercan los meses fríos. “Las personas que podrían recibir la segunda dosis de la Sputnik, a partir de los 30 días, serán notificados de la misma manera o por la misma vía en la que cargaron los datos. Todo está atado a la recepción de nuevas vacunas por parte del Gobierno Nacional”, indicaron desde la cartera sanitaria local.