Coronavirus: Mendoza ofrece como refuerzo la Sputnik, pero hay resistencia para aplicársela

·4  min de lectura
Para el gobierno provincial, la “combinación ideal” de vacunas es la que le toca a cada persona
Para el gobierno provincial, la “combinación ideal” de vacunas es la que le toca a cada persona

MENDOZA.– Frente al avance de las variantes del nuevo coronavirus, la provincia fue la primera en habilitar esta semana la vacunación con terceras dosis al cuarto mes de la segunda aplicación. Esto generó una avalancha masiva de ciudadanos en los centros sanitarios, sobre todo aquellos que tienen pensado vacacionar dentro y fuera del país.

Dejaron la ciudad y construyeron una casa autosustentable en una playa virgen de la Patagonia

Así, en tan solo dos días se inocularon más de 50.000 personas, lo que generó que el sistema de atención quedara al borde del colapso, con largas colas de interesados en completar los esquemas con los componentes de AstraZeneca y Pfizer. Hoy, en la tercera jornada, el escenario comenzó a cambiar, al menos en los principales centros de vacunación de la provincia: ya escasean las dosis de ambas vacunas y hay disponibilidad de la Sputnik V. Esto generó que la mayoría de los ciudadanos decidiera regresar a sus hogares, a la espera de que se normalice el suministro de las dosis inglesa y estadounidense, respectivamente.

“Ha sido impresionante el movimiento de gente, pero en las últimas horas al enterarse que solo hay vacunas rusas, la mayoría de quienes venían por el refuerzo, decidieron volverse a sus casas”, contó a LA NACIÓN, uno de los agentes encargados de organizar el ingreso al centro cultural Le Parc, uno de los dispositivos de vacunación más grande de Mendoza, ubicado en Guaymallén, la comuna más poblada de la provincia. “Se enteran, y no la piensan mucho: se pegan la vuelta”, recalcó.

“Hoy ya no había cola, y me llamó la atención. Luego entendí el porqué. Apenas me dijeron que no había AstraZeneca me fui. Vi que varias personas hacían lo mismo. Aún la Sputnik V es una incógnita, más allá de la eficacia que dicen que tiene. Me gustaría que se aprobara, pero eso aún no ocurre totalmente, y hay países clave donde muchos pensamos ir en algún momento que la rechazan”, contaron a este diario Andrea y Fabián, dos vecinos de Guaymallén que cumplieron los cuatro meses desde que se dieron la segunda dosis de la vacuna inglesa.

Cómo se está aplicando el pase sanitario en la costa y la incógnita sobre posibles restricciones

Combinación

Desde el Ministerio de Salud provincial relativizan la situación y se centran en destacar el aluvión de personas que se vacunaron en las últimas 48 horas. Además, más allá de la baja disponibilidad de esas vacunas, volvieron a insistir en que la “combinación ideal” es la que le toca a cada persona.

La jefa del Programa de Inmunizaciones de Mendoza, Iris Aguilar, se refirió a la cantidad de personas que se acercaron a los vacunatorios en estos últimos días del año: “Era esperable la masiva concurrencia a los vacunatorios, debido al acortamiento de plazos. Lo mismo pasó cuando, por ejemplo, surgió la variante delta o cuando salió publicada la certificación de Sputnik. Esto era esperable”.

En cuanto a que hay personas que no quieren hacer ciertas combinaciones, por diferentes motivos, entre ellos los viajes al exterior, Aguilar puntualizó: “Hemos hablado para que se avise, a través de cartelería, en la puerta de cada vacunatorio, el nombre de la vacuna que se está colocando ese día como refuerzo, para que la gente que no quiera optar por esa vacuna no haga cola y también para que no se enfrente con los equipos de vacunación que no tienen nada que ver”.

“La combinación ideal es la que me toca. La única vacuna que no se puede utilizar como dosis de refuerzo o como dosis tercera es Sinopharm, porque la respuesta de anticuerpos es menor con esa vacuna”, indicó la funcionaria, y agregó: “El resto de las combinaciones, cualquiera, es adecuada y aceptada y avalada por el Ministerio de la Nación y la Conain [Comisión Nacional de Inmunizaciones]”.

Para el gobierno local, hay stock suficiente para cumplir con el objetivo de seguir vacunando a medida que la población va cumpliendo los cuatro meses. De todas formas, teniendo en cuenta lo que ocurre también con Sputnik, ya se solicitaron más dosis a Nación para que no se detenga el ritmo de inoculación. En cuanto a la cantidad de mendocinos vacunados, ya se ha superado el 80% con una dosis y casi 70% con dos componentes. “La franja etaria más reticente es la de los adultos jóvenes”, recalcó la funcionaria.

Según el monitor nacional de vacunación, Mendoza ya recibió 3,5 millones de dosis, de las que 1,6 millones corresponden a la primera dosis y 1,3 millones al segundo componente. En cuanto al refuerzo, hasta ahora, se han aplicado 130.000 dosis.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.