Coronavirus: cómo es el nuevo método de testeo que se empezó a usar en el aeropuerto de Ezeiza

·4  min de lectura
Para los que se van del país, solo se ofrece un test de $6000 que se evalúa mediante el método de ampliación isotérmica (LAMP) en lugar del PCR
Para los que se van del país, solo se ofrece un test de $6000 que se evalúa mediante el método de ampliación isotérmica (LAMP) en lugar del PCR

En Ezeiza, al fin, hubo cambios. Luego de la investigación periodística publicada por LA NACION en donde se expuso que detrás de la empresa que realizaba los hisopados en Ezeiza había una sociedad recién creada a nombre de dos monotributistas, el laboratorio que practica los tests ya no está en manos de la cuestionada LabPax. Esta semana ya tomó la posta Stamboulian, una reconocida empresa del sector de la salud. Los precios se mantienen: 2500 pesos para los que arriban, pero, en el caso de los que se van del país, solo se ofrece un test de $6000 que se evalúa mediante el método de ampliación isotérmica (LAMP) en lugar del PCR que hacía LabPax.

Este cambio implementado para aquellos que dejan el país generó desconcierto en algunos pasajeros que se preguntaban si el test cuyo análisis se realiza mediante el método de ampliación isotérmica les serviría para ingresar a una ciudad que pide un PCR negativo. LA NACION consultó a Elena Obieta, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), y ella señaló que ambos métodos para evaluar la muestra extraída a través de un hisopado son equivalentes. Para entregar el resultado demoran, al menos, tres horas.

“Zoomfobia”: el creciente rechazo a las clases virtuales preocupa a educadores y padres

Por su parte, Leda Guzzi, infectóloga y miembro de la SADI, afirma que la técnica de ampliación isotérmica es aceptada como un reemplazo de la PCR. “Las dos son pruebas de biología molecular, ambas buscan material genético. La PCR es el gold standard, pero la amplificación isotérmica es un método alternativo de diagnóstico que tiene dos ventajas: la primera es que es un poco más simple técnicamente y el resultado se obtiene más rápido. Los últimos estudios de estas pruebas en la Argentina han dado una sensibilidad del 95%. En los aeropuertos donde piden PCR también aceptan esta metodología”.

LA NACION también consultó al laboratorio Stamboulian para saber si esa metodología es aceptada en los aeropuertos del mundo, pero aún no recibió respuesta.

“No sé qué hacer porque voy a Italia que para entrar te piden un test de antígenos negativo, pero primero hago escala en España, en donde te solicitan un PCR negativo y no sé si esto me sirve o no”, se preguntaba Mariel Fígaro, de 34 años, frente a la renovada carpa donde se hacen los test, en donde ahora se ve el nombre del nuevo laboratorio.

Aeropuertos Argentina 2000 sólo reemplazó a la empresa en Ezeiza
LA NACION


Aeropuertos Argentina 2000 sólo reemplazó a la empresa en Ezeiza (LA NACION/)

Dudas

A pocos metros, estaba Ignacio Portal, de 55 años; su hija, Nicole, tomará al mediodía un vuelo hacia Madrid. “Estamos con la misma duda, pensábamos que acá se hacía el PCR y no tenemos idea si el que hacen ahora te lo aceptan para ingresar a España. Estimo que sí porque el valor es el mismo y evidentemente no es un test rápido, pero bueno, ahora estoy llamando a un amigo que es médico para consultarle”, relata a Portal.

Un comunicado de la empresa Aeropuertos Argentina 2000 enviado el viernes terminó de confirmar el cese de actividades de LabPax, que ofrecía para los pasajeros que partían hacia otro destino un test de antígenos por $4000 o un PCR por $6000. “Tal como había sido anunciado oportunamente, desde las 00 hs de mañana [por el sábado], 15 de mayo, Stamboulian Servicios de Salud asume la Dirección Técnica de la operación de testeos para pasajeros internacionales en Ezeiza. El servicio funcionará las 24 horas con personal rotativo y mantendrá el mismo precio. Las tareas se llevarán a cabo con 150 personas trabajando en el laboratorio de testeos de Ezeiza, es decir con una estructura similar a la que venía operando. Asimismo, en los próximos días Stamboulian también tomará la dirección de los testeos en el Aeroparque Jorge Newbery para arribos regionales”.

Sin embargo, hasta ayer, en Aeroparque, LabPax seguía funcionando: con solo un vuelo que llegó desde Lima, Perú, el laboratorio señalado facturó $265.000.

Otra irregularidad que detectó LA NACION sobre LabPax fue que los resultados de los test de los pasajeros que llegaban a la Argentina los entregaban en tres, cinco o 10 minutos, cuando el tiempo mínimo que demanda el test rápido de antígenos de Abbott es 15 minutos. Así lo señaló el propio fabricante y los especialistas consultados por este medio. Algunos pasajeros relataron que al salir del box donde les practicaban el hisopado, no llegaban a sentarse en la sala de espera y ya recibían el resultado del análisis en su casilla de correo electrónico.

Así quedó la Plaza del Congreso después de la última renovación

Ahora, en Ezeiza, los pasajeros que llegaron al país no percibieron ninguna irregularidad. Descendían del avión, realizaban los trámites migratorios, buscaban su equipaje y a lo último se hacían el test. “Me hisoparon y, 30 minutos después, me llegó el resultado”, describió Luis, de 51 años, que prefirió no dar su apellido.

“Llegué de Miami a las 8.30, vinimos con un hisopado negativo y acá nos testearon de nuevo. Tardaron 25 o 30 minutos en darnos el resultado, todo muy bien”, dijo Gabriel Fiumé, de 44 años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.