Coronavirus: Japón suspendió las clases para evitar contagios

LA NACION

TOKIO.- Entre rumores acerca de la cancelación de los Juegos Olímpicos en Tokio y en un intento para contener la propagación del 2019-nCoV, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, anunció que todas las escuelas permanecerán cerradas durante las próximas semanas. La medida, que afectará a 12,8 millones de alumnos del nivel primario y secundario, viene luego de la octava muerte registrada en el país.

El gobierno de Abe ha sido criticado por los japoneses que consideran que la respuesta al coronavirus está siendo demasiado laxa, especialmente considerando que, con casi 900 casos, Japón es el tercer país más afectado por el brote de coronavirus. Incluso sin contar los 705 casos del crucero Diamond Princess, el país queda en cuarto lugar, detrás de Italia.

"Las próximas semanas son un período extremadamente importante", explicó Abe. "Esto es para dar prioridad la salud y la seguridad de los niños y tomar precauciones que nos permitan evitar el riesgo de posibles infecciones en grandes números en muchos niños y maestros que se reúnen y pasan horas juntos todos los días", agregó.

Las 34.847 escuelas incluidas en la medida permanecerán cerradas hasta fines de marzo cuando termina el año escolar y comienzan las vacaciones de primavera. En teoría, las clases se retomarían a mediados de abril.

El foco de Hokkaido

El anuncio de Abe llegó horas después de que varios gobiernos locales decidieran medidas similares. En la isla de Hokkaido se decidió cerrar 1600 escuelas en respuesta a los 15 casos nuevos confirmados. En total la región tiene 54 casos de coronavirus y es el foco más grande de Japón fuera del crucero.

Las próximas semanas son un período extremadamente importanteShinzo Abe, premier japonés

Visto que dos de los casos nuevos corresponden a niños menores de diez años, cerrar las escuelas era una decisión necesaria, según el vicedirector de una escuela primaria de la isla. "Lo más importante es prevenir infecciones, así que no había muchas otras opciones", señaló Norinobu Sawada.

En tanto, una noticia preocupante llegaba de Osaka. Allí, una mujer que trabajaba como guía turística se contagió el virus por segunda vez, luego de haberse recuperado de una infección previa.

Agencias AP y Reuters