Coronavirus: Japón, en "alerta máxima" tras un récord de contagios diarios

LA NACION
·2  min de lectura

TOKIO.- Japónestá en "alerta máxima" tras haber registrado un número récord de infecciones diarias por coronavirus , declaró hoy el primer ministro, Yoshihide Suga, aunque de momento no se previeron medidas restrictivas.

Ayer se reportaron más de 2000 nuevos casos de covid-19 en el país, casi 500 de los cuales en Tokio, lo que constituye dos nuevos récords, según los datos oficiales.

Aunque esas cifras sean relativamente bajas en comparación con las de otros países, muestran un fuerte recrudecimiento de la pandemia en el archipiélago nipón, donde no se realizan exámenes de diagnóstico a gran escala.

Los picos a nivel nacional, especialmente en la región de la capital poblada y Hokkaido en el norte, son alarmantes, según expertos, antes de un próximo fin de semana de tres días y la temporada de vacaciones de invierno de viajes y fiestas.

"Considero que estamos en situación de alerta máxima", declaró el primer ministro hoy ante la prensa.

"Le pido al pueblo japonés que tome medidas sistemáticamente, como el uso de mascarilla", declaró Suga.

El primer ministro indicó que apoyaría a los departamentos que insten a los comercios a cerrar antes, y que deberían barajarse medidas como la de limitar a cuatro el número de comensales por mesa en los restaurantes. También les pidió a las personas que usaran tapabocas al cenar, que se las quitaran solo cuando se llevaran comida a la boca y que se las volvieran a poner inmediatamente mientras hablaban en voz baja.

"Le pido a la gente que cene tranquilamente con tapabocas", dijo Suga. "Empezaré a hacerlo yo mismo".

Los expertos dicen que el amplio uso de barbijos y otras medidas preventivas comunes en Japón, así como las tradiciones culturales que carecen de apretones de manos y besos, podrían haber ayudado a mantener bajo el número de casos en el país.

Hasta ahora, las medidas adoptadas en Japón desde que empezó la pandemia no han sido de carácter obligatorio, sino que apelan a la responsabilidad de la población y a la presión social.

El país ha aumentado el número de tests que realiza, aunque siguen siendo relativamente pocos: cada día, se examinan entre 5000 y 6000 personas en la capital, de unos 14 millones de habitantes. Desde enero, Japón registró 121.000 casos de covid-19 y un poco más de 1900 muertes.

Los expertos del panel de coronavirus de Tokio pidieron hoy a los funcionarios que aseguren más camas para los pacientes y habitaciones de hotel para aquellos con síntomas menos graves antes de que las infecciones se aceleren aún más.

Agencias AP y AFP