Coronavirus: Italia superó a China en el número de muertos y tuvo 4500 contagios en un día

Elisabetta Piqué

ROMA.- De mal en peor. Con un total de 3405 muertos, Italia superó hoy a China en el número de fallecidos por el Covid-19. Al mismo tiempo, batió un nuevo récord con un atroz balance de 4480 nuevos contagios en 24 horas, algo que elevó el número total de casos a 41.035.

Con un total de 80.928 casos China -el país de donde comenzó una pandemia que está arrasando en todo el mundo y especialmente a Italia-, contabilizó hasta ahora 3245 muertos, según datos de Worldometer. Según las últimas cifras que dio el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, en su conferencia de prensa cotidiana sobre la situación, Italia sumó hoy 427 muertos, 48 menos que ayer, cuando tuvo el día más mortífero, con 475 decesos.

La mayoría de los casos y de los fallecidos siguen registrándose en Lombardía, la región más castigada del norte del país y el foco de un brote que ha significado la cuarentena desde hace más de una semana para 60 millones de italianos. Borrelli informó también que hubo 415 personas más curadas, que elevaron el número total en 4440.

Preguntado por el motivo de las muertes en Italia, que superaron a las que hubo en China, país que tiene más de 1300 millones de habitantes, Alberto Villani, presidente de la Asociación Italiana de Pediatras, presente en la conferencia de prensa, reivindicó la "bondad del sistema sanitario" nacional. En este sentido, destacó que "en pocas partes del mundo ha habido tanta claridad de diagnóstico" como en Italia, donde las autoridades insisten en que la mayoría de muertes ocurren en personas ancianas con otras patologías. "Reiteramos más veces que se trata de un virus importante que afecta especialmente a las personas ancianas y frágiles", dijo Villani, que destacó su confianza en el sistema sanitario italiano "que da prueba de su eficiencia". "Después de perplejidades inciales, muchos otros países europeos nos están imitando, todas las naciones se orientan con el modelo italiano y podemos ser orgullosos", afirmó.

Villani admitió que nadie sabe aún cuándo llegará el pico del contagio, que es algo que se está monitoreando, minuto a minuto. "Lo cierto es que las medidas tomadas por el país dan garantías y si los ciudadanos cumplen el mandato de no salir de casa, si respetan la distancia interpersonal de al menos un metro y el frecuente lavado manos, pienso que Italia podrá superar este desafío", indicó el experto. "Reitero, todos nos están imitando", agregó, intentando difundir algo de optimismo en una población cada vez más agobiada.

Lo cierto es que el primer ministro, Giuseppe Conte, adelantó que se extenderán e incluso extremarán las restricciones que sufren desde hace más de una semana los italianos, en principio previstas hasta el 3 de abril. Tanto es así que la minista de Educación, Lucia Azzolina, admitió que seguramente se extenderá el cierre de escuelas y universidades. "Es imposible dar alguna fecha de reapertura de los colegios, todo depende de la evolución de estos días y del escenario epidemiológico", dijo. "Reabriremos las escuelas sólo cuándo tendremos la certeza de absoluta seguridad", agregó.

Pese a que la consigna es quedarse en casa para frenar el contagio que afecta a toda Italia, pero especialmente al norte, en jornadas ya primaverales, de sol, mucha gente sigue siendo "pescada" sin motivo en la calle, donde sólo está permitido circular por motivos urgentes, como ir a la farmacia o a comprar comida. Y llueven multas del orden de los 206 euros.

En Roma, desierta y silenciosa salvo por las sirenas de las ambulancias, incluso comenzaron a circular patrulleros que con altavoz recuerdan a los vecinos que no hay que salir salvo urgencias.

Durante la conferencia de prensa cotidiana, una cita triste para todos los italianos, amén de reiterar este pedido, Borrelli lanzó un llamado especial en favor de los perros. "No los abandonen", pidió, al destacar que no se ha demostrado una posibilidad de contagio.

Al respecto la Organización Mundial de la Salud (OMS), siempre dijo que no existen pruebas sobre la posibilidad de transmisión entre animal-hombre y viceversa y recomendó seguir las normas comunes de higiene al relacionarse con el perro: limpieza de las patas con toallitas húmedas específicas, lavarse las manos después de tocar el animal y no besarlo.