Coronavirus. La insólita justificación de Alberto Fernández para cerrar escuelas: “Los chicos juegan a cambiarse los barbijos”

·1  min de lectura
Recorrida por escuelas porteñas después del anuncio de Alberto Fernández en el que notificó la suspención de las clases presenciales en el AMBA
Ignacio Sánchez

El cierre de las escuelas por 15 días para controlar el aumento de casos de Covid-19, es una de las medidas que más sorprendió entre las anunciadas ayer por el presidente Alberto Fernández. El mandatario hoy explicó que algunas de las razones por las cuales tomó esa decisión es que “los chicos se intercambian los barbijos” y que “las madres se agolpan en las puertas de los colegios”.

En diálogo con Radio 10, Fernandez admitió que tuvo “discusiones” dentro de su mismo equipo, porque “el ministro de Educación creía que había que insistir más con las clases presenciales”. No obstante, destacó: “Pero las clases presenciales no son solo eso: hay que ir a un colegio primario, estar en el horario de salida, ver cómo las madres se agolpan frente a la puerta y el contagio puede hacerse más fácil, ver cómo los chicos juegan entre sí cambiándose los barbijos... y en todo este tiempo he escuchado a todos”.

Además, dijo que la situación también se complica “en las escuelas con chicos con capacidades diferentes” en donde los maestros “ya no saben qué hacer”.

Consultado sobre si habló al respecto con el jefe de Gonierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el mandatario respondió que no pero aseguró que “siempre” mantuvo diálogo con él. “Yo dialogo siempre, trato de dialogar siempre y de hecho las medidas anteriores las conversé y las dialogué. Quise cerrar los restaurantes, me pidieron que no lo hiciera, quise cerrar a las 10 de la noche y me pidieron que me extendiera hasta las 11”, ejemplificó en relación a los pedidos de la Ciudad.