Coronavirus: el impacto de la pandemia en niños que padecen cáncer

Claudia Fernández Valdivia
·3  min de lectura
El cáncer infantil comprende numerosos tipos de tumores diferentes que se desarrollan en niños y adolescentes de 0 a 19 años. Los tipos más comunes son la leucemia, el cáncer cerebral, el linfoma y los tumores sólidos como el neuroblastoma y el tumor de Wilms.
Minsa

La pandemia y las distintas cuarentenas en el mundo obligaron a los niños con cáncer y a sus familias a enfrentar situaciones aún más complicadas como las postergaciones en sus tratamientos médicos, dificultades para pagar medicamentos y mayor ansiedad, según dos estudios recientes.

“Nunca te imaginas que el cáncer va a llegar a tu vida y mucho menos que va a llegar a la vida de tu hijo de 7 años. Se te rompe el alma, aprendes a vivir con el corazón desgarrado pero te llenas de una fuerza interior que no sabías que tenías. La fuerza que llega cada vez que lo miras y tienes que transmitirle confianza y seguridad. El día a día es intentar que el miedo no lo inunde todo”, asegura a LA NACION Sofía Reyes, mamá de uno de los 400.000 niños que son diagnosticados con cáncer cada año en todo el mundo.

En la Argentina, se diagnostican aproximadamente 1200 nuevos casos de cáncer infantil por año, y se curan el 70% de los pacientes, según la Fundación Natalí Dafne Flexer.

Los niños con cáncer y sus familias están experimentando cambios en la atención médica, trastornos financieros y angustia emocional debido al coronavirus. Una investigación realizada por Pediatric Blood Center y Wiley Online Library sobre los impactos del Covid‐19 en los cuidadores de niños con cáncer en Estados Unidos muestra que el 50% de las citas medicas fueron retrasadas y/o canceladas, y el 11% de los cuidadores informaron tener dificultades para pagar las necesidades básicas, lo que se asoció con una mayor interrupción de la vida diaria.

Se estima que en el mundo el cáncer fue la causa de muerte de 8544 niños menores de 15 años en 2020; de ellos, 7076 en América Latina y el Caribe.
ElSoldeIrapuato


Se estima que en el mundo el cáncer fue la causa de muerte de 8544 niños menores de 15 años en 2020; de ellos, 7076 en América Latina y el Caribe. (ElSoldeIrapuato/)

Además, el estudio identificó mayor ansiedad, sueño más pobre y menos acceso al apoyo social.

“Antes de la pandemia, había grupos de familiares, los niños podían compartir espacios, tiempos, hablar de la enfermedad… ahora no. Estas confinada, en nuestro caso 3 meses, en la habitación de un hospital. Sin poder salir de ahí y además nadie puede entrar. Esto implica que no hay voluntariado, el cole del hospital está cerrado, no hay respiro… y como mamá te conviertes en mamá, cuidadora, profesora, voluntaria de ocio… y todo eso lo haces con el mayor amor del mundo”, menciona Reyes.

Covid-19: El tratamiento que es furor en Brasil pese a su escasa demostración científica

En el Día Internacional del Cáncer Infantil distintas oganizaciones piden que no se le reste la atención a los pacientes con cáncer.

“Hay un aumento significativo en el miedo diario por la salud de un hijo o hija con cáncer. Es esencial para la prevención y abordaje de esta situación la labor constante de los equipos de oncología pediátrica en torno a la información y resolución de dudas sobre el coronavirus”, asegura a LA NACION Juan Antonio Roca, presidente de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer. Esta organización también realizó un estudio sobre el impacto de la pandemia en los pacientes. El informe refleja que el 30% de los encuestados sufrieron retrasos en los tratamientos médicos.

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad entre niños y adolescentes en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños con cáncer deben ser remitidos lo antes posible a centros con personal capacitado en onco-hematología pediátrica. Por tanto, es importante que los padres y el personal sanitario conozcan los primeros signos y síntomas y estén atentos para actuar sobre su aparición.

“Mi hijo Nico se curó en diciembre de 2020. Ahora está en revisiones y tratamientos inmunológicos. Así que el cáncer también se cura. De verdad que no me gusta nada la palabra superhéroe, pero mi hijo es un valiente, un guerrero y un luchador nato. Su forma de ser lo ha hecho todo tan fácil. Soy la madre más afortunada del mundo”, agrega Reyes.