Coronavirus: la Iglesia se manifestó alarmada por la “inequitativa distribución de las vacunas”

·2  min de lectura
El año pasado, el obispo Oscar Ojea animó a la responsabilidad y el cuidado frente al avance del coronavirus
Archivo

Tras el comienzo de la segunda ola de contagios y en el marco del despliegue de nuevas medidas restrictivas que buscan contener la propagación del coronavirus en la Argentina, la Iglesia emitió un comunicado para pedir la “concentración de todas las fuerzas políticas” para establecer un frente común al “grave desafío”.

La Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina difundió a través de distintos canales una misiva en la que expresó “su preocupación y pesar por el difícil momento que atraviesa la comunidad mundial como consecuencia del recrudecimiento de la pandemia”.

En su misiva, la Iglesia también destacó con alarma la “inequitativa distribución de las vacunas y la falta de compromiso de los grandes estados con la iniciativa de Naciones Unidas” para que todos los pueblos, sobre todo los más vulnerables, tengan acceso a las inoculaciones contra el coronavirus. Se trata de un pedido que el papa Francisco, quien ha condenado a los países que acaparan las dosis.

“Esta segunda y más grave ola de la pandemia ha llegado a nuestra patria y nos afecta significativamente, tanto en la cantidad de personas contagiadas como de personas fallecidas”, dijeron desde la representación de la Iglesia en la Argentina.

Y destacaron: “Creemos que es urgente y necesaria una concertación de todas las fuerzas políticas de gobierno y oposición a nivel nacional, provincial y municipal, para establecer una política común frente al grave desafío”.

En particular, los dirigentes eclesiásticos solicitaron acordar acciones “para proteger a la población más vulnerable mediante el esfuerzo común con la campaña de vacunación, la observación de los protocolos sanitarios y el desarrollo de las medidas de asistencia económica y social”.

Por último, luego de pedir el esfuerzo mancomunado de todos los sectores de la sociedad en la lucha contra la segunda ola, la Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina agradeció a quienes batallan desde la primera línea. “Agradecemos la gran vocación de servicio de todos los agentes de salud, trabajadores de la educación y agentes de seguridad que están realizando un formidable esfuerzo en la lucha contra la enfermedad”, indicaron.