Coronavirus: Horacio Rodríguez Larreta avaló las medidas de Alberto Fernández y suspendió las clases presenciales

·4  min de lectura
Recorrido por bares de zona Doho en Saavedra.
Santiago Filipuzzi

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, acompañó la decisión del presidente Alberto Fernández de decretar un confinamiento total durante nueve días en todo el país ante la suba de casos de coronavirus.

“La situación sanitaria es muy preocupante y nos demanda mucho compromiso”, reconoció anoche el alcalde porteño, en una conferencia de prensa que concedió en la sede del gobierno de la Ciudad.

En el arranque de su discurso, el jefe de gobierno remarcó que el aumento de casos es “preocupante” en la Capital. Por esa razón, el alcalde pidió un mayor esfuerzo a la ciudadanía para evitar los encuentros sociales. “Sé que es difícil y somos conscientes que llevamos mucho tiempo, pero también creo que es nuestra responsabilidad tomar las medidas para contener la situación sanitaria y avanzar fuertemente con la vacunación”, remarcó Larreta, quien participó ayer de la reunión de Fernández con los gobernadores para calibrar las medidas.

La Provincia, partidaria de un “cierre más fuerte”

Sin clases

Tras la disputa política y judicial con la Casa Rosada por la presencialidad escolar, Larreta anunció que suspenderá tres días las clases presenciales. Para justificar la decisión, explicó que correrá el calendario escolar de la semana próxima, ya que el Gobierno dio marcha atrás con la suspensión del feriado puente del 24 de mayo. De esa forma, el miércoles, jueves y viernes no habrá clases en la Ciudad. Esos días serían recuperados entre el 20 y el 22 de diciembre.

En este momento de angustia para los argentinos, es muy importante tomar medidas coordinadas con el Gobierno nacional y con todas las provincias”, argumentó Larreta.

A partir del lunes 31 de mayo, dijo el alcalde, volverán a retomar el esquema de clases presenciales en el nivel inicial, primaria y educación especial. En tanto, el secundario seguirá con el sistema bimodal. “En primer lugar, como siempre dije, lo último que se cierra son las escuelas, y estamos cerrando todas las actividades en espacios cerrados”, sostuvo Larreta. Durante la conferencia, el alcalde estuvo escoltado por el vicejefe, Diego Santilli, el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y los ministros Fernán Quirós (Salud), Soledad Acuña (Eduación) y Juan José Méndez (Transporte).

Covid. Con el apoyo de los gobernadores, Fernández estudia imponer un confinamiento hasta fin de mes

En su presentación, Larreta enfatizó que los encuentros sociales en domicilios particulares y en lugares públicos quedarán prohibidos a partir de mañana. Además, solo podrán circular los trabajadores esenciales. En el nuevo esquema quedarán abiertos los negocios esenciales, con los protocolos vigentes. En tanto, los comercios no esenciales podrán “atender de la puerta hacia afuera”. Y los locales de gastronomía funcionarán únicamente bajo la modalidad de “delivery o take away”.

No se permitirán las actividades de la construcción y de la industria ni las ceremonias religiosas. Tampoco podrán abrir los clubes ni las peluquerías. Se cerrarán los patios de juegos infantiles y solo se permitirán los deportes individuales.

En paralelo, Larreta reforzará los controles, con unos 3000 agentes, para garantizar el cumplimiento de las restricciones. Habrá más controles en los centros de trasbordo y en los accesos al subte. Se cerrarán 71 ingresos a la Capital, sobre todo en la General Paz.

En la Ciudad coinciden con la Casa Rosada en que la Argentina atraviesa el “peor momento” de la pandemia. “Estoy convencido de que esto va a pasar. Y lo vamos a lograr si trabajamos juntos, la Ciudad, el gobierno nacional, las provincias y toda la sociedad”, enfatizó el alcalde.

Recorrido por bares de zona Doho en Saavedra.
Santiago Filipuzzi


Recorrido por bares de zona Doho en Saavedra. (Santiago Filipuzzi/)

En Uspallata son conscientes de que pagan un costo por los anuncios, pero entienden que el momento es “crítico”. “Queremos dar un golpe de conciencia. La situación es límite”, advierten en la Ciudad. admiten que el sistema de salud está bajo presión la ocupación de camas de terapia intensiva está en un 80% en el sector público y esperan que los próximos días serán muy tensos.

En el gobierno de Larreta entienden que es el momento para reforzar las restricciones, ya que observan que la media de contagios es alta y, además, esperan avanzar durante los próximos 15 días con el plan de vacunación. Ayer, la Nación les envió un nuevo lote de la Sputnik V y se prevé que llegarán a la Ciudad más de 350.000 dosis de Astrazeneca entre pasado mañana y el lunes. “Vamos a poner a tope nuestro sistema de vacunación, aplican-do entre 30.000 y 35.000 dosis por día. Podríamos llegar a la segunda o tercera semana de junio con el 40% de la población de la ciudad vacunada”, aventuran en el gabinete de Larreta. Con ese número, entienden en la Ciudad, empezaría a “aflojar” el aumento de casos. “Por fin, vemos una luz al final del túnel para tener algún nivel de certidumbre”, reconoció un funcionario porteño.

Cerca del jefe de gobierno niegan que su aval al endurecimiento de las medidas de Fernández implique un “giro” en su postura. “Siempre dijimos que tomamos las decisiones basados en datos y que si era necesario reforzar las restricciones, lo íbamos a hacer”, dicen.

En varios tramos de su discurso, Larreta resaltó ayer la importancia de que se haya recuperado el espíritu de coordinación con la Casa Rosada y la provincia. “Las medidas han sido consensuadas con el Gobierno y con todas las provincias. Estoy convencido de que tenemos que seguir así”, señaló.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.