Coronavirus: Estados Unidos autorizó el uso de emergencia de la vacuna de Moderna

LA NACION
·2  min de lectura

WASHINGTON (AFP).- Luego del adelanto que el presidente de Estados Unidos Donald Trump hizo por Twitter, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) confirmó anoche la autorización para el uso de emergencia de la vacuna de Moderna.

De esta manera se convirtió en la segunda aprobada en el país más afectado por la pandemia, con 2500 muertes por día, después de la desarrollada por Pfizer y BioNTech. Millones de dosis producidas por Moderna comenzarán a enviarse a partir de este fin de semana desde lugares de almacenamiento en frío ubicados en las afueras de las ciudades de Memphis y Louisville.

Mientras los líderes del mundo debaten si deben imponer confinamientos en las festividades de fin de año, siguen los avances científicos en búsqueda de la inmunización frente al coronavirus.

"La vacuna de Moderna fue aprobada por abrumadora mayoría. La distribución comenzará de inmediato", anunció Trump en una publicación en Twitter ayer por la mañana.

"Europa y otras partes del mundo están siendo duramente afectadas por el virus de China: Alemania, Francia, España e Italia, en particular", agregó. "¡­Las vacunas están en camino!", tuiteó luego.

Ayer, el vicepresidente Mike Pence fue inoculado en un acto público en un intento por persuadir a los escépticos de las vacunas a sumarse. Trump, escéptico durante mucho tiempo sobre la gravedad de la pandemia y quien actualmente puede ser inmune al virus tras haberlo contraído, también ha señalado que estaría dispuesto a recibir la vacuna.

El presidente electo Joe Biden, quien asumirá el cargo el 20 de enero, anunció que se vacunará, también en público, el lunes.