Coronavirus: España empezará un "desconfinamiento gradual" hasta fines de junio

LA NACION

MADRID.- Después de imponer el 14 de marzo el confinamiento más estricto de Europa por la pandemia del coronavirus , España relajará las medidas de forma gradual. Lo anunció hoy el presidente, Pedro Sánchez, al aprobar el plan que comenzará el 11 de mayo, durará entre seis y ocho semanas, tendrá tres fases y un ritmo distinto en función de cada región.

"Los avances se regirán en función de criterios sanitarios", dijo Sánchez. "Cada una de las fases tendrá una duración mínima de dos semanas, que es el periodo medio de incubación del virus", apuntó. Y agregó que el proceso debería terminar a finales de junio.

"En el mejor de los casos, la fase de desescalada hacia esa nueva normalidad tendrá una duración mínima de seis semanas y la duración máxima queremos que sea de ocho semanas para todo el territorio español", detalló Sánchez. Y agregó que "a finales de junio estaríamos en esta nueva normalidad si la evolución de la epidemia está controlada en cada uno de los territorios".

"Será la recompensa al gigantesco esfuerzo colectivo que hemos librado estas últimas semanas" en las que "hemos conseguido doblegar la curva de propagación de la epidemia" del coronavirus, sostuvo Sánchez al informar el plan de desescalada para salir del confinamiento al que están sometidos los 47 millones de españoles desde el 14 de marzo.

El confinamiento ya tuvo una ligera flexibilización el domingo, cuando se empezó a permitir a los niños salir a realizar paseos o jugar en la calle por una hora al día. Y a partir del próximo fin de semana se dará un paso más, al habilitar a los adultos salir a hacer ejercicio o dar paseos.

El 11 de mayo comenzarían a abrir progresivamente restaurantes, comercios, iglesias, hoteles y locales de entretenimiento, aunque de forma reducida. Luego, se irán ampliando las posibilidades y observando las medidas de seguridad e higiene, advirtió Sánchez. En el caso de los cines y museos, la apertura está prevista para el 25 de mayo, también con limitaciones.

Las escuelas permanecerán cerradas hasta septiembre, con excepción de las actividades de refuerzo o para recibir a niños menores de seis años cuyos padres no puedan cumplir con su trabajo desde el hogar.

Hasta que finalice el proceso, no se permitirán los desplazamientos de personas entre las provincias, mientras que el uso de mascarillas "estará altamente recomendado", sobre todo para utilizar transporte público, precisó el mandatario.

Con 23.822 muertos, España es uno de los países más golpeados en el mundo por la pandemia de coronavirus, aunque durante las últimas semanas comenzaron a disminuir en gran medida los contagios. Pese a que las cifras sean alentadoras, Sánchez alertó que "lo que hemos conseguido es enorme, pero podemos perderlo. El virus no se ha ido, sigue ahí, al acecho, y continuará mientras no tengamos una vacuna o terapia efectiva".

Agencia AFP y ANSA