Coronavirus: España aplicará la vacuna de AstraZeneca solo en menores de 55 años

LA NACION
·2  min de lectura

MADRID (AFP).- La autoridad española de Salud Pública determinó este viernes que la vacuna anticovid de AstraZeneca se usará solo en personas menores de 55 años en el país, por falta de datos suficientes sobre sus efectos más allá de esa edad.

"La Comisión de Salud Pública, reunida en pleno este viernes y siguiendo la evidencia científica, ha aprobado fijar en los 55 años la edad máxima de las personas que recibirán las dosis de la vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca y la Universidad de Oxford en España", señaló el comunicado del Ministerio de Sanidad.

Vacunación: Fernán Quirós dijo que este mes planean abrir la inscripción para los mayores de 70 años

España se suma así a la lista -y fue incluso más prudente- de países europeos que no recomiendan esta vacuna para los mayores de 65 años, en sentido contrario a lo estipulado por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que aprobó su uso en la Unión Europea para todos los mayores de 18 años.

La autoridad alemana de vacunas fue la primera, la semana pasada, en recomendar que no se administre la vacuna de AstraZeneca a mayores de 65 años, al considerar que no hay información suficiente para determinar su eficacia a partir de esa edad.

Karina Gao, la influencer y cocinera de Flor de equipo, fue inducida a coma farmacológico

Otros países también lo hicieron, como Francia. Suiza, de su lado, pidió "datos adicionales" antes de dar luz verde a su uso.

La vacuna de AstraZeneca, farmacéutica que irritó a dirigentes europeos por retrasos en la entrega de las dosis, fue la tercera en ser autorizada por la UE, tras la de Pfizer/BioNTech y Moderna.

España ha administrado cerca de 1,9 millones de dosis, y prevé tener inmunizado a un 70% de sus 47 millones de habitantes para el verano, un objetivo que el gobierno garantiza pese a los retrasos en la recepción de dosis de parte de los laboratorios.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, afirmó esta semana que el gobierno estaba abierto a la posibilidad de que España administre la vacuna rusa Sputnik V, siempre y cuando reciba luz verde de la EMA.