El coronavirus sigue ensañándose con Los Ángeles, el epicentro de la pandemia

En una semana marcada por récords de muertes y contagios, en el condado de Los Ángeles, donde cada ocho minutos fallece una persona con COVID-19. Mientras, en los hospitales falta el oxígeno y los muertos se acumulan en camiones refrigerados.