Coronavirus. ¿Endurece la estrategia? El gobierno de Suecia gana poder para contener el brote

LA NACION
·2  min de lectura

ESTOCOLOMO.- A diferencia de otros países de Europa, Suecia mantuvo una estrategia basada en las recomendaciones, sin confinamiento y prácticamente sin medidas coercitivas. Ahora, el gobierno podrá cerrar tiendas, restaurantes y centros comerciales. El Parlamento sueco aprobó una nueva ley para contener el brote del coronavirus.

La norma permitirá al Ejecutivo promulgar medidas restrictivas en zonas determinadas e imponer multas y sanciones por su incumplimiento, lo que no había sucedido hasta ahora.

Además, el gobierno podrá decidir cerrar tiendas los transportes públicos, o limitar el número de personas a las que se permite reunirse en lugares públicos específicos, en lugar de recurrir a medidas generales.

Alarma en Inglaterra: inyectaron a una mujer de 92 años con una falsa vacuna de Covid-19

Suecia, que había aplicado hasta ahora una estrategia menos estricta que otros países contra el coronavirus votó el viernes por amplia mayoría una ley que otorga temporalmente al gobierno nuevos poderes contra la epidemia.

Para hacer frente a la segunda ola en el país nórdico, ahora uno de los más afectados de Europa, el ejecutivo presentó este proyecto de ley en diciembre y luego adelantó al domingo su entrada en vigor, inicialmente prevista para marzo.

El Gobierno aún no ha especificado cómo y cuándo tiene previsto aplicar el texto, mientras el número de muertes relacionadas con el coronavirus está en niveles cercanos a los de principios de año.

Sin embargo, la ley no permite que la población quede confinada en casa.

Donald Trump confirmó que no asistirá a la ceremonia de asunción de Joe Biden

Respondiendo a por qué esta ley no se aprobó antes, la ministra de Salud Lena Hallengren dijo que "no era algo que creímos necesario en primavera".

"Luego tuvimos un verano con una baja propagación de la infección y luego el trabajo comenzó en otoño", dijo a la cadena de televisión pública SVT, en medio de críticas al gobierno por su controvertida estrategia.

El país de unos 10,3 millones de habitantes registró más de 480.000 casos de coronavirus y 9.262 muertes, según las últimas cifras el jueves de la Agencia de Salud Pública.

Agencia AFP