Coronavirus: Encerrados y con un sello en el brazo, la difícil situación de los argentinos varados en la India

Alejandro Horvat

Elina Castaño, de 39 años, está en Nueva Delhi, India, a más de 15.700 kilómetros de su casa, en la ciudad de Buenos Aires. Pero el 19 de marzo pasado, el atractivo del aroma de las especias o la fascinación por estar en uno de los países más exóticos del mundo se diluyó en un instante. Desde ese día, y por las medidas tomadas ante la pandemia del nuevo coronavirus, está varada en ese país junto a otros argentinos entre los que hay una embarazada, una mujer diabética y familias con niños.

La situación, según describe, es compleja. Se están quedando sin dinero y no saben cuándo van a volver. Además, muchos de ellos debieron enfrentarse a los métodos poco ortodoxos de la policía local. Por ejemplo, a algunos les pusieron un sello en el brazo, una marca que indica que la persona debe estar encerrada y no puede circular por la vía pública.

Además, los uniformados suelen ejercer un estricto control sobre los turistas y les controlan la temperatura hasta tres veces por día. "Acá la policía es muy jodida, como no quieren turistas y no saben bien qué hacer, te sellan como ganado para mantener el control", dice Castaño desde Nueva Delhi a LA NACION.