Coronavirus: ¿cómo le fue a Dinamarca tras dos semanas de desconfinamiento?

LA NACION

COPENHAGUE.- Dinamarca, el primer país fuera de Asia que relajó su confinamiento por el coronavirus, dijo el jueves que la propagación del Covid-19 no se ha acelerado desde que comenzó la flexibilización gradual de las restricciones a mediados de abril.

El país nórdico comenzó a reabrir las guarderías y escuelas para niños de primero a quinto grado hace dos semanas, tras lo cual se reactivaron las peluquerías y otros pequeños negocios el 20 de abril, ante la disminución en el número de infecciones y muertes.

"No hay señales de que la epidemia de Covid-19 se esté acelerando", dijo el instituto responsable de la planificación contra las enfermedades infecciosas.

La llamada tasa R, que muestra el número promedio de infecciones que causa una persona con el virus, aumentó ligeramente en las últimas dos semanas, pero sigue estando por debajo de 1, señaló el instituto.

Los gobiernos de todo el mundo aspiran a que la tas esté por debajo de 1, lo que significa que de media cada persona infectada transmite el virus a menos de una persona, antes de relajar los confinamientos.

Alemania dijo el martes que su tasa R había vuelto a 1 tras relajar el confinamiento la semana pasada.

Dinamarca, que fue uno de los primeros países europeos en cerrar, ha tenido 452 muertes por el coronavirus hasta hoy, mientras que el número de hospitalizaciones ha disminuido constantemente durante el mes de abril. Además, tuvo 9158 casos positivos de Covid-19, según el monitoreo de la Universidad Jhons Hopkins.

"No hay señales de que la reapertura parcial haya causado una mayor propagación de la infección", dijo Christian Wejse, un científico del departamento de enfermedades infecciosas de la Universidad de Aarhus.

"Al menos no hay indicios de que nos dirijamos a otra ola. Esa ha sido la preocupación, pero no puedo ver nada de eso", añadió.

Agencia Reuters