Coronavirus: Qué variantes se detectaron por ahora en la Argentina

Nora Bär
·7  min de lectura
Personal de salud trabaja con tests de COVID-19 en el Hospital Posadas.
RONALDO SCHEMIDT / AFP

Con una aceleración notoria en el número de notificación de casos (CABA tuvo un crecimiento del 45% en los últimos 14 días comparados con los 14 anteriores), más alta incluso que la registrada en 2020, la detección de nuevas variantes del virus sin nexo epidemiológico ni contacto estrecho de viajeros renueva la preocupación por el impacto que esto tendrá en escenario epidemiológico local. Que no se puedan determinar contactos estrechos con personas que hayan llegado desde el exterior significa que las variantes ya tienen circulación comunitaria en el país.

Arribo de vuelos internacionales al aeropuerto de Ezeiza luego de que el gobierno tomara nuevas medidas de restricciones para prevenir la propagacion del coronavirus covid 19. Foto Tomas Cuesta
Tomás Cuesta


Arribo de vuelos internacionales al aeropuerto de Ezeiza luego de que el gobierno tomara nuevas medidas de restricciones para prevenir la propagacion del coronavirus covid 19. Foto Tomas Cuesta (Tomás Cuesta/)

El 18º informe del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica (PAIS), que acaba de darse a conocer, consigna que se detectaron las variantes del Reino Unido, Manaos, Río de Janeiro y California. No se registró todavía la variante de Sudáfrica, de la que se sospecha que puede evadir al sistema inmunológico y la inmunidad conferida por algunas vacunas. “En el caso de la del Reino Unido, se observa un aumento en la frecuencia de detección semana a semana”, afirma el documento. Aunque se preveía que en algún momento tenía que ocurrir, por la cercanía de focos de irradiación en países vecinos con los que tenemos vínculos turísticos y comerciales muy intensos, los especialistas esperaban que esto sucediera más tarde que temprano, para dar lugar a que la protección que ofrecen las vacunas alcanzara a una parte más grande de la población.

Llegada de pasajeros provenientes de San Pablo, Brasil, al aeropuerto internacional de Ezeiza
Fabián Marelli


Llegada de pasajeros provenientes de San Pablo, Brasil, al aeropuerto internacional de Ezeiza (Fabián Marelli/)

El resultado surge del análisis de 297 muestras de personas infectadas residentes en CABA y la Provincia de Buenos Aires, sin antecedentes de viaje al exterior, y de 16 muestras de residentes en Córdoba, sus contactos estrechos o casos adquiridos en la comunidad, obtenidas entre el 1º de febrero y el 15 de marzo de 2021.

Coronavirus: Por qué los infectólogos prevén un escenario peor que en el primer brote

Según explica el virólogo Humberto Debat, investigador del INTA e integrante de PAIS, no todas las constelaciones de mutaciones asociadas con cambios biológicos del virus es complementada con información epidemiológica o clínica que sugiera que merecen una atención especial.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), un aislamiento de SARS-CoV-2 es una variante de interés (VOI, variant of interest) si tiene cambios fenotípicos (bioquímicos, físicos o de comportamiento) en comparación con un aislamiento de referencia, si se identificó que causa transmisión comunitaria, múltiples casos o cúmulos de casos de Covid-19, o si se detectó en varios países. Si a través de una evaluación comparativa se demuestra que está asociada con un aumento de la transmisibilidad o un cambio perjudicial en la epidemiología, con un aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad, y con una disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de los diagnósticos, vacunas y terapias disponibles, se la considera variante de preocupación (VOC, variant of concern).

En este momento, existen en todo el mundo principalmente tres variantes clasificadas como ‘preocupantes’: una establecida originalmente en el linaje B.1.1.7 (en el Reino Unido), otra en el linaje B.1.531 (en Sudáfrica), y otra en el B.1.1.28 (en Manaos, Brasil), explica Debat.

El experto destaca que la primera ya fue reportada en más de 111 países, es de un 50% a un 70% más transmisible y de un 60% a un 65% más grave.

Llegada de pasajeros provenientes de San Pablo, Brasil, al aeropuerto internacional de Ezeiza
Fabián Marelli


Llegada de pasajeros provenientes de San Pablo, Brasil, al aeropuerto internacional de Ezeiza (Fabián Marelli/)

“Primero se la detecta en baja frecuencia (menos del uno o dos por ciento) durante semanas (período en el que se producen múltiples ingresos en la población con transmisión restringida) –escriben en el último informe Debat, Carolina Torres y Mariana Viegas, otra integrante y la coordinadora, respectivamente, del grupo PAIS–, hasta que aumenta su proporción en forma sostenida para alcanzar el cuatro o cinco por ciento en un corto periodo y desde allí, crece rápidamente (alrededor de cuatro a seis semanas) hasta tornarse dominante en la población (más del 50% de los casos)”. Esta dinámica se observó en el Reino Unido, Dinamarca, Israel, Suiza, Portugal y en varios estados de los Estados Unidos.

La de Manaos, apodada P.1, fue reportada originalmente el 12 de enero último en esa ciudad del Estado de Amazonas y ya fue informado su ingreso en por lo menos en 32 países. Se asocia con una mayor tasa de transmisión y rápida propagación. Estimaciones realizadas sobre la base de modelos matemáticos consideran que podría ser entre 1,4 y 2,6 veces más transmisible. Resultados preliminares también sugieren una correlación entre la infección por esta variante y mayor carga viral. Cuando se detectó por primera vez, ya se encontraba en más del 10% de las infecciones de Manaos, se convirtió en mayoritaria durante la última semana de 2020 y alcanzó entre el 73 y el 87% de las infecciones en la primera semana de enero de 2021.

Otro dato de preocupación es que las nuevas variantes podrían escapar en alguna medida al sistema inmunológico, lo que plantea algunas preguntas sobre la eficacia de las vacunas. Con respecto de esto, Debat, Torres y Viegas afirman que aunque se observan reducciones leves en la capacidad de neutralización de sueros de individuos convalecientes de la primera ola o de sueros de individuos inoculados: “Es importante destacar que todas las vacunas son eficaces frente a las hospitalizaciones y muertes causadas por el SARS-CoV-2, tanto frente a los linajes que han circulado desde los inicios de la pandemia como a las variantes de preocupación, de más reciente aparición”.

Velocidad de mutación

Además, otras dos variantes encendieron las alarmas. Son las encontradas originalmente en California y en Nueva York. De la primera, hay muy poca evidencia que sugiera que haya aumentado muy rápido su prevalencia o sea más transmisible. La segunda, detectada el 15 de noviembre pasado, representa hoy el 12% de los virus secuenciados en territorio neoyorquino. “Sus marcadores centrales están asociados con el escape inmune –dice Debat–. Esto, sumado a su aparente aumento de frecuencia la posicionan como una de las ‘de interés’”.

Uno de los problemas que en este momento están analizando los virólogos es la velocidad a la que pueden aparecer estos cambios virales. En el caso del SARS-CoV-2, acumulaba alrededor de 24 a 26 mutaciones por año, algo que se comprueba al comparar muestras secuenciadas en enero 2020 con aislamientos de julio. Pero esto podría estar cambiando.

Naturaleza y tranquilidad: cinco escapadas dentro de la Provincia de Buenos Aires para hacer en Semana Santa

“Hasta noviembre, el virus se comportó de una forma extremadamente estable y sistemática –detalla el científico–. Nosotros secuenciábamos un genoma viral y por el número de mutaciones podíamos estimar sin mucho error en qué mes se había tomado la muestra. De pronto, en noviembre surgen estas variantes casi de forma simultánea en distintas regiones del planeta, en un proceso independiente y convergente, porque comparten algunos marcadores, pero lo más interesante fue lo distintas que son del virus más parecido secuenciado hasta ese momento. Es decir, que habían adquirido una gran cantidad de mutaciones en una ventana de tiempo reducido. Se describió como una aceleración del proceso evolutivo del virus. Y la explicación más plausible es ese caldo de cultivo de diversidad que son los inmunodeprimidos. A partir de allí, la pandemia empieza a ser otra”.

Según el investigador, el proceso de establecimiento de nuevos linajes en un lugar es como una suerte de chispas que pueden generar un fuego. Mientras más chispas hay, más posibilidades de que una variante se establezca en un lugar. “En virología, hay algo que se llama ‘presión de inóculo’, que puede extrapolarse al nivel epidemiológico: mientras más cantidad de virus, más probabilidad de contagio y de que estos nuevos linajes se establezcan”, concluye. Por eso, aunque ya hayan ingresado, es importante restringir el ingreso de personas desde el exterior.