Coronavirus: por la cuarentena bajaron 89 por ciento los delitos en la ciudad

Daniel Gallo

En un día se notificaron solo 22 robos y hurtos en las calles porteñas

Apenas habían pasado unas pocas horas desde el inicio del aislamiento social obligatorio por la pandemia del coronavirus cuando la Policía de la Ciudad interceptó a los primeros siete hombres que quebraban esa medida de restricción de movimientos en el barrio de Belgrano. Esos sospechosos no solo habían quebrado la cuarentena, sino que también portaban una pistola 9mm, por lo que puede suponerse que su actividad en las calles tenían vínculos con el delito. Con menos circulación de personas los ladrones quedan más expuestos. Y esa situación se notó esta semana con una abrupta caída de los índices de robos y hurtos, que disminuyeron 89 por ciento en comparación con el promedio de los días previos al decreto presidencial.

En la ciudad ese registro de delitos había disminuido, incluso, si se toman en cuenta los datos de marzo del año pasado, cuando se notificó un promedio diario de 331 robos y hurtos, mientras que en el lapso entre el 1° y el 19 de marzo se denunciaron 225 hechos en cada jornada. Sin embargo, a partir de la cuarentena es indicador de delitos cayó a unos 28 casos consignados cada 24 horas, según los datos que maneja el Ministerio de Seguridad porteño, a cargo del vicejefe de gobierno, Diego Santilli.

Al planificarse el trabajo de control del aislamiento social en la ciudad, con operativos que derivaron en la detección de 110 infractores entre detenidos y demorados, las autoridades porteñas establecieron que las prioridades de los 19.000 policías desplegados en las calles debían pasar tanto por la vigilancia de la cuarentena como por el sostenimiento de la misión primaria de prevención del delito. Y las cifras de robos y hurtos disminuyen, incluso, a medida de transcurren los días de aislamiento social. Ese viernes en el que se inició esta medida excepcional para contener la propagación del Covid-19 se denunciaron 21 robos e igual cantidad de hurtos; anteayer la curva descendente marcó ocho hurtos y 14 robos.

Fueron desplegados 19.000 efectivos de la Policía de la Ciudad para cumplir las misiones de vigilar la cuarentena y prevenir el delito

"Fue la semana con menor cantidad de robos y hurtos en la ciudad", dijo el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que sigue al minuto los esfuerzos del sistema de seguridad para garantizar el cumplimiento de la cuarentena y aportar de ese modo a la efectividad sanitaria del aislamiento social.

Si se toma en cuenta este período iniciado el viernes 20 con un lapso temporal similar en marzo pasado, la caída en el índice de delitos es del 92 por ciento, incluso superior a la disminución de tránsito y de uso del transporte público.

El secretario de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D'Alessandro, confirmó que los índices del delitos se han "desplomado" en estos días. ", aseguró el funcionario porteño.

Ya no hay arrebatos, hay que mantener la seguridad en los barrios para evitar el robo a las casas, pero el resto de los delitos prácticamente desapareció porque no hay circulación"Marcelo D'Alessandro

Más allá de que menos gente circule en estos días por la ciudad, las largas filas de tránsito observadas en los accesos habilitados para el ingreso desde el conurbano establecen que algo de movimiento hay en las calles, donde los vecinos tienen permiso de circulación para comprar en comercios en las cercanías de sus viviendas. Sin embargo, los numerosos puestos de control de vehículos pueden haber desalentado a los motochorros, que ven bloqueadas todas sus habituales rutas de escape.

Las unidades de respuesta se mantienen activas en la ciudad para resolver potenciales amenazas, como la generada por el hombre que buscó eludir uno de los check-point policiales instalado en el cruce de las avenidas Beiró y San Martín, donde se inició una extensa persecución que terminó en el arresto de esa personas en Roosevelt al 4700 , en el barrio de Villa Urquiza.

Se establecieron fuertes medidas de control en la ciudad

El fiscal general de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques, confirmó a LA NACION la caída en la cifra neta de delitos ordinarios en las calles porteñas desde la entrada en vigor de la cuarentena. "Hay una baja en los delitos ordinarios, los típicos delitos contra la propiedad (robos y hurtos). Eso es lógico porque claramente hay mucho menos gente en la vía pública. Sí se mantuvieron en un nivel estable, lamentablemente, los delitos vinculados con la violencia de género".

Al respecto, Mahiques aclaró "Ante este panorama dispusimos que sigan activas las cuatro fiscalías de violencia de género y que también siga funcionando la Oficina de Asistencia a la Víctima y Testigos, cuyo grupo de psicólogos asiste a las víctimas; en casos nuevos, si se necesita una orden más restrictiva, sacamos a los denunciados de las casas y, en coordinación con el gobierno de la Ciudad, los remitimos a casas dispuestas a tal efecto".

Mahiques, por último, destacó que mantiene en funcionamiento cuatro fiscalías para delitos ordinarios, una de ellas (La 8, encabezada por Maximiliano Vence) con competencia exclusiva ante las violaciones al aislamiento obligatorio. También resaltó el valor de las sanciones a quienes circulan cuando está vedado hacerlo (entre ellas, las fuertes multas y el secuestro de vehículos) y destacó la actuación "ejemplar" de la Policía de la Ciudad en hacer cumplir la cuarentena en las calles, aun cuando muchas veces "deben lidiar con el enojo de la gente".

Hay una baja en la cifra de delitos ordinarios, los típicos delitos contra la propiedad, robos y hurtos. Es lógico, porque claramente hay mucho menos gente en las callesJuan Bautista Mahiques