Coronavirus: creyó que estaba enfermo, se tiró de un puente y el test dio negativo

LA NACION

Un hombre se arrojó desde la altura de un puente en una autopista con la intención de matarse, por sospechar que padecía coronavirus y para no contagiar a su familia. El salto le provocó heridas importantes, pero no murió. Cuando le hicieron el test, descubrieron que, a diferencia de lo que sospechaba, dio negativo.

El top con transparencias de Romina Malaspina en Canal 26 y la furia de Sol Pérez contra quienes la cuestionaron a ella

El singular hecho sucedió en la ciudad de Changzhou, provincia de Jiangsu en el este de China, el pasado 12 de junio. El joven, identificado como Xiao Li, de 27 años, viajaba en un taxi cuando de pronto pidió al chofer que se detuviera y se desesperó para bajar del vehículo.

La cámara interna del auto donde viajaba Li registró sus intentos desesperados por bajar. Con manotazos y hasta patadas a la puerta del taxi, hasta que finalmente pudo salir. Otra cámara registra segundos más tarde la caída del muchacho desde lo alto de un puente de la carretera donde viajaba.

Según la reconstrucción que realiza el medio chino Js.People, fue el mismo taxista el que se ocupó de llamar a la policía al ver la caída del hombre y pronto vinieron a buscarlo para llevarlo al hospital.

Li terminó internado en la unidad de terapia intensiva del Hospital Sur de la localidad. Si bien no tuvo éxito en su intento de acabar con su vida, el joven terminó con una cantidad importante de huesos rotos, entre ellos el de la pelvis y un shock hemorrágico que puso en riesgo su vida.

Luego de unos cuantos días de tratamiento, el joven se fue recuperando y en este momento se encuentra estable, aunque todavía internado. El muchacho informó luego en los medios locales que su salto tuvo que ver conque estaba convencido de que padecía coronavirus.

Coronavirus: Donald Trump llamó al Covid-19 "Kung flu" y dijo que pidió no hacer tantos tests para bajar los casos

Li contó que hacia días que se encontraba en un estado de malestar, con algo de fiebre y mucha tos, y que se desesperó con la idea de portar la enfermedad y contagiar a sus familiares y entonces tomó la drástica decisión de arrojarse desde lo alto de ese puente.

Lo paradójico del caso fue que los médicos que lo atendieron también le hicieron un test de Covid-19, y el joven dio negativo. Su tos había sido un fenómeno pasajero y leve, de acuerdo con lo que le dijeron los profesionales.

Ahora, recuperándose de sus múltiples fracturas, Xiao Li lamenta lo ocurrido, pero agradece el hecho de haber fracasado en su intento de quitarse la vida.

Xu Haifeng, uno de los médicos que atendió a Li dijo que la idea de tener coronavirus no tiene porqué ser motivo de llegar al suicidio, ya que con un tratamiento, lo más probable es que la afección se supere.