Coronavirus: crece el descontento en Suecia a medida que suben los casos

LA NACION
·4  min de lectura

ESTOCOLMO.- Médicos de Suecia expresaron hoy su frustración con las laxas medidas del gobierno para contener el coronavirus, luego de que el país acumulara ya más de cuatro veces más muertes por la enfermedad que sus tres vecinos nórdicos juntos.

El país registró un récord de 7240 nuevos contagios de coronavirus en las últimas 24 horas, informó la Agencia para la Salud. Los muertos son 66 y en total 6340, una cifra de que es más de cuatro veces mayor que la de Noruega, Dinamarca y Finlandia sumadas.

Coronavirus. "Pizzagate": de la mentira en un bar al lockdown de un estado en Australia

En tanto, el museo al aire libre más popular del país, Skansen, con su mercado navideño, sus decoraciones y gente bailando en torno a un árbol de Navidad, anunció que en este 2020 estará cerrado por el coronavirus por primera vez en 129 años de historia.

Luego de meses de un enfoque basado solo en la "responsabilidad individual", el gobierno sueco sucumbió a crecientes presiones internas y esta semana prohibió las reuniones de más de ocho personas, entre otras medidas obligatorias a nivel nacional.

La restricción fue la más severa y casi la única vinculante de las adoptadas hasta ahora por el Ejecutivo, que priorizó el mantenimiento de las actividades económicas y siempre recomendó mantener el distanciamiento social pero nunca aplicó confinamiento.

Hoy comenzará a regir otra de las medidas obligatorias anunciada la semana pasada, la veda de venta de alcohol en bares y restaurantes a partir de las 22.

En un artículo de opinión reciente, 26 investigadores y médicos enumeraron reglas que deberían ser más estrictas, señaló el sitio Politico. Dijeron que las personas que viven con alguien que ha dado positivo por Covi-19 deberían ser obligadas a ponerse en cuarentena por más de los siete días actuales y que esto debería incluir a los chicos. Dijeron que los tapabocas también deberían exigirse en los espacios públicos, lo que actualmente no es así.

Médicos de la región de Upsala, al norte de Estocolmo y la más golpeada del país por el coronavirus, manifestaron su descontento con la falta de firmeza de las mediadas del gobierno y con el incumplimiento de la gente de los consejos de las autoridades.

"En otros lugares, en otros países, las medidas obligatorias son efectivas para reducir la propagación", dijo hoy el doctor Rafael Kawati, jefe de terapia intensiva del Hospital de la Universidad de Upsala, a la cadena CNN.

Suecia, como la mayor parte de Europa, atraviesa actualmente una segunda ola de coronavirus, un escenario que el gobierno decía en la primavera que iba a poder evitar solo con hacer hincapié en la responsabilidad personal y sin imponer cuarentenas.

Alemania, Francia, Austria, Reino Unido, Bélgica, Grecia, entre otros países europeos, tiene en vigencia confinamientos de variada severidad, e Italia y muchos otros países tienen toques de queda nocturnos.

"La segunda ola no es una sorpresa. Deberíamos haber sido capaces de tener una mucho mejor gestión, con respecto a la propagación del virus en la sociedad", agregó Kuwait.

En una conferencia de prensa esta semana al anunciar el límite vinculante de ocho personas por reunión, el primer ministro Stefan Lofven otra recomendó, pero no ordenó, quedarse en casa y reducir al máximo los encuentros.

El doctor Fredrik Sund, jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas del mismo hospital de Upsala, se sumó a las críticas de Kuwait, luego de haber sido uno de los primeros en advertir sobre la ola de casos de este mes.

"Creo que si la gente cumpliera las recomendaciones, sería suficiente, sí, porque estaríamos más o menos en una cuarentena", dijo a CNN.

"Pero al estar en la situación en la que estamos hoy... no, no es suficiente" solo con recomendaciones, señaló.

Las nuevas medidas anunciadas esta semana por el Gobierno fueron invocadas hoy por el director de Skansen como motivo de que el muso no abra este año por primera vez en sus 129 de vida.

"Esto es para asumir responsabilidades de acuerdo con las nuevas directivas que alientan a todas las personas a hacer su parte y a no reunirse en grupos de más de ocho", dijo en un comunicado John Brattmyhr.

Ola de indignación en Brasil por la muerte de un hombre negro tras una brutal golpiza en un supermercado

Ubicado en la isla de Djurgarden, en el archipiélago de Estocolmo, Skansen tiene una réplica de una ciudad del siglo XIX con artesanos con sus vestimentas tradicionales.

El museo, que también incluye un zoológico, y atrae a más de 1,3 millones de visitantes por año. Su director no puso fecha para su reapertura.

Agencia AFP