Conmovedor gesto de médicos que llevan sus fotos sonriendo en el uniforme para confortar a los pacientes

Redacción - BBC News Mundo
·4  min de lectura
Robertino Rodriguez
A un médico se le ocurrió una idea en medio de la pandemia y muchos otros lo siguieron.

Estar hospitalizado puede ser una experiencia muy estresante.

Pero en medio de una pandemia como la del covid-19, donde un paciente se encuentra aislado y ni siquiera puede ver el rostro del personal médico por las protecciones que utilizan, la situación puede ser aterradora.

Por eso, a un médico de Estados Unidos se le ocurrió una idea para combatir esa incertidumbre y regalar una sonrisa a sus pacientes.

"Ayer (por el 4 de abril) me sentí mal por mis pacientes en urgencias cuando entraba en la habitación con la cara cubierta de EPP", escribió en su cuenta de Instagram Robertino Rodriguez, terapista respiratorio del Scripps Mercy Hospital de San Diego, Estados Unidos.

Médico con equipo especial de protección.
Los médicos que trabajan para atender a los enfermos por covid-19 suelen usar una protección especial para evitar contagios y con ella los pacientes solo les pueden ver los ojos.

EPP son las siglas de Equipo de Protección Personal, un uniforme especial que usa el cuerpo médico para crear una barrera entre el profesional y los microbios.

Esta protección reduce la probabilidad de tocar, exponerse y propagar enfermedades, explica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos en su sitio web.

"Una sonrisa tranquilizadora hace una gran diferencia para un paciente asustado. Así que hoy hice una placa laminada gigante para mi EPP. Para que mis pacientes puedan ver una sonrisa reconfortante", añadió el médico bajo el usuario @captain_wolf82.

El post de Instagram con una foto de Rodriguez totalmente oculto detrás del equipo médico y con una imagen de él mismo sonriendo pegada en su pecho ya acumula más de 36.000 me gusta y unos 2.700 comentarios, todos ellos celebrando su creatividad.

"Qué reconfortante es ver la cara de tu Dr. cuando estás enfermo, gracias por esa sonrisa tranquilizadora que le regalas a tus pacientes", escribió un usuario.

Modelo de equipo de protección para personal de la salud
Modelo de equipo de protección para personal de la salud

Inspiración

Pero el gesto de Rodríguez, a quien BBC Mundo contactó pero al que el hospital donde trabaja no dio permiso para hablar con periodistas, no quedó en una simple anécdota aislada.

Muchos médicos y enfermeros se inspiraron con la acción del terapista respiratorio de San Diego y comenzaron publicar o enviarle fotos de ellos mismos replicando la iniciativa.

"Me inspiró @captain_wolf82 que trabaja como terapeuta respiratorio en esta pandemia de covid. No tenía una foto impresa o una impresora a color, así que mi polaroid tendrá que funcionar", escribió la doctora Peggy Ji, del servicio de emergencia de Los Ángeles, California.

Un médico asiste a otro a vestirse.
El riesgo de contagio de covid-19 es tan alto que los médicos están irreconocibles detrás de los trajes protectores

"Quería darle un toque personal al cuidado de los pacientes a través de mi EPP. Espero que nuestros pacientes sepan que hay una sonrisa tranquilizadora debajo de esta máscara, y que estamos aquí para ayudarlos", añadió.

La iniciativa traspasó las fronteras estadounidenses y personal médico de todo el mundo comenzó a mostrarse en medio de la pandemia con el equipo protector y con una foto de ellos sonriendo en su pecho.

A Rodríguez le llegaron fotos de doctores y enfermeros desde Brasil, Argentina, Rusia e Irlanda, por nombrar algunos.

Incluso algunos se animaron a usar caricaturas de dibujos animados para animar a los niños internados en hospitales que deben lidiar con la emergencia por la enfermedad covid-19.

Estos son "increíbles héroes de la salud. Elegimos esta profesión por nuestros corazones sensibles", escribió Rodriguez en una de las tantas fotos que le enviaron.

Esta es una iniciativa que arranca sonrisas en una pandemia que hasta este jueves registra casi dos millones de casos confirmados de covid-19 y 130.885 muertos, según el reporta de la Organización Mundial de la Salud(OMS).