Desautorizan a un responsable europeo que confirmó el vínculo de la vacuna de AstraZeneca con la trombosis

·3  min de lectura
AstraZeneca/Oxford vauna
GABRIEL BOUYS

ROMA (AFP).- Un responsable de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) confirmó “un vínculo” entre la vacuna de AstraZeneca y las trombosis registradas entre personas que recibieron esa fórmula, en medio de la polémica generada por el temor de varios gobiernos a que su aplicación genere secuelas en la salud de los pacientes. La EMA, sin embargo, aclaró hoy que seguía evaluando si la vacuna tiene relación con la formación de coágulos sanguíneos.

“Ahora lo podemos decir, está claro que hay un vínculo con la vacuna, que provoca esa reacción. Sin embargo, aún no sabemos por qué (...) En resumen, en las próximas horas vamos a decir que existe un vínculo, pero tenemos aún que entender por qué sucede”, dijo Marco Cavaleri, responsable de estrategia de las vacunas de EMA, al diario italiano Il Messaggero.

En respuesta, la EMA declaró en un comunicado que “no ha llegado aún a una conclusión y el examen está en curso”.

“Estamos tratando de tener un marco preciso de lo que está sucediendo, de definir el síndrome debido a la vacuna. Entre las personas vacunadas se registró un número de casos de trombosis cerebral entre jóvenes superior al que nos esperábamos. Eso vamos a tener que decirlo”, agregó y tras ello aseguró que ahora la autoridad europea deberá pronunciarse oficialmente sobre el tema.

Se espera que ese pronunciamiento oficial ocurra mañana o pasado. El organismo regulador ha afirmado sistemáticamente que los beneficios superan a los riesgos mientras investiga 44 informes de una coagulación de sangre cerebral extremadamente rara conocida como eventos de trombosis de senos venosos cerebrales (TSVC) de entre 9,2 millones de personas en el Espacio Económico Europeo que han recibido la vacuna de AstraZeneca.

La Organización Mundial de la Salud también ha respaldado la vacuna.

La EMA dijo la semana pasada que su revisión no había identificado por el momento ningún factor de riesgo específico, como edad, sexo o un historial médico previo de trastornos de la coagulación para estos eventos. No se ha demostrado la existencia de una relación causal con la vacuna, pero es posible y se están realizando nuevos análisis, según la agencia.

Desde hace semanas varias sospechas sobre posibles efectos secundarios graves, aunque raros, entre las personas vacunadas con AstraZeneca, que desarrolló su droga junto a la Universidad de Oxford, causaron una crisis tanto en la empresa como en varios países, como Alemania, Francia, Italia y España, que decidieron dejar de aplicar estas dosis en sus campaña de inoculación, a más de un año de comenzada la pandemia.

La vacuna de AstraZeneca y Oxford tiene una eficacia de 82,4% con dos dosis separadas por un intervalo de entre 8 y 12 semanas
La vacuna de AstraZeneca y Oxford tiene una eficacia de 82,4% con dos dosis separadas por un intervalo de entre 8 y 12 semanas

La vacuna de AstraZeneca y Oxford tiene una eficacia de 82,4% con dos dosis separadas por un intervalo de entre 8 y 12 semanas

Según los informes médicos, las secuelas no previstas serían trombosis atípicas, que en algunos casos provocaron la muerte, como en el Reino Unido, donde hubo 30 afectados y siete decesos de un total de 18,1 millones de dosis administradas hasta el 24 de marzo. La vacuna mostró una eficacia de 82,4% con dos dosis separadas por un intervalo de entre 8 y 12 semanas

Sin embargo para la agencia europea, de acuerdo con los conocimientos científicos actuales, “no hay pruebas que avalen restringir el uso de esta vacuna en ninguna población”, según explicó hace varios días la directora ejecutiva, Emer Cooke.

Y para AstraZeneca los beneficios del antídoto del laboratorio anglosueco en la prevención del Covid-19 superan a los riesgos de los efectos secundarios. De hecho, frente a este escenario desatada, el sábado aseguraron desde la firma que la “seguridad del paciente” es su “principal prioridad”.

Agencias AFP y Reuters