Coronavirus: las clínicas reclaman ayuda económica a la Ciudad para aportar camas de terapia

Inés Beato Vassolo
·4  min de lectura
Se estableció una diferenciación entre las empresas para determinar el dinero de asistencia que pueden solicitar; se dividió entre sectores críticos, no críticos y de la salud.
Se estableció una diferenciación entre las empresas para determinar el dinero de asistencia que pueden solicitar; se dividió entre sectores críticos, no críticos y de la salud.

Contar con camas de terapia intensiva del sector privado para internar pacientes con coronavirus es un tema que inquieta al gobierno porteño. Las clínicas y sanatorios dicen que están dispuestas a seguir colaborando con la administración de Horacio Rodríguez Larreta para que la nueva ola no sature el sistema sanitario, pero, a cambio, piden ayuda económica.

En el gobierno de la Ciudad, en cambio, sostienen que los privados disminuyeron la cantidad de camas de terapia para pacientes con Covid porque les resulta más rentable disponer de esos lugares para casos “no Covid” y pretenden que eso se revierta.

Restricciones “a la europea”: el modelo que quiere el Gobierno a partir de ahora

“El año pasado recibimos el ATP [programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción] y otros beneficios del gobierno nacional, pero nada por parte de la Ciudad. Ayer, nos pidieron a los privados que nos extendamos para alcanzar las 1300, 1500 camas; en contrapartida, necesitamos ayuda” dijo a LA NACION el referente de la Unión Argentina de la Salud (UAS) Guillermo Lorenzo, también director del Instituto Argentino del Diagnóstico y Tratamiento (IADT) y vicepresidente de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (Adecra).

Lorenzo (IADT), Belocopitt (Swiss Medical) y Barbagallo (OSDE)
Lorenzo (IADT), Belocopitt (Swiss Medical) y Barbagallo (OSDE)


Guillermo Lorenzo (IADT), Claudio Belocopitt (Swiss Medical) y Gabriel Barbagallo (OSDE)

Lorenzo indicó que el sector privado “no está subsidiado ni recibe ningún tipo de beneficio” y pidió, en ese sentido, que el gobierno de Rodríguez Larreta les reduzca impuestos y tasas locales (entre los que enumeró ingresos brutos y ABL) y les otorgue créditos blandos del Banco Ciudad. Además, el sector solicita cambios en la legislación y flexibilidad de ciertos protocolos para, por ejemplo, “no caer en demandas por eventuales fallas de atención en los hoteles que se usan como hospitales de campaña”.

En este escenario de tensión, Lorenzo aclaró que el diálogo con el equipo de Rodríguez Larreta es constante y que, mientras se negocie el acuerdo, no se dejará de “hacer un aporte” al sistema. “Esperamos que el apoyo sea rápido, pero esto no es una negociación gremial”, advirtió.

Según señaló Lorenzo, los dos pedidos principales que el sector privado recibió del gobierno de la Ciudad fueron “cancelar las intervenciones que puedan esperar, para convertir esas camas a camas Covid” y “expandir la terapia intensiva hacia las áreas intermedias”.

El mismo pedido hizo el lunes la ministra de Salud nacional, Carla Vizzotti, cuando se reunió con la Mesa de Coordinación de AMBA y con los representantes de la UAS a los fines de coordinar el sistema sanitario para priorizar la atención de los casos crecientes de Covid-19. La funcionaria sugirió “reorganizar las cirugías programadas que se puedan postergar y sostener la atención ambulatoria y las acciones de prevención” y pidió a los privados acomodar los servicios para “generar disponibilidad de camas, buscar opciones de aislamiento para leves, y mantener las recomendaciones de cuidado, tratando de generar el menor impacto económico y el mayor impacto en minimizar la transmisión del virus”.

Fernán Quirós, ministro de Salud de la Ciudad
Captura de Pantalla


Fernán Quirós, ministro de Salud de la Ciudad (Captura de Pantalla/)

Esta mañana, el ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, acompañó el pedido de la Nación. Durante su conferencia de prensa diaria, Quirós dijo: “En la medida que el sector privado pueda dar de alta y postergar tratamientos que no son urgentes o emergentes, seguramente podremos poner a disposición la cantidad de camas que tuvimos el año pasado y esa situación se podrá ver mejor”.

Además, el funcionario porteño se refirió a la cantidad de camas de terapia intensiva que dispone el sector privado y, en un intento de transmitir tranquilidad a la población, indicó: “El subsector privado declaró que tiene 1550 camas. En agosto del año pasado, cuando fue el pico de casos en la primera ola de la pandemia, se llegaron a ocupar 650 camas. Hoy las ocupadas son 560, no llegamos a ese valor″.

Si bien Lorenzo coincidió con Quirós, tras sostener que la situación de las clínicas y sanatorios “está bien”, remarcó que “la curva se empina aceleradamente”. Según detalló el médico, la conversión de una cama de piso a una de terapia intensiva requiere entre 50.000 y 100.000 dólares. Aún así, sostuvo, con algo de optimismo: “El pedido de la Ciudad implica que agreguemos entre 100 y 200 camas más, que representan una o dos camas por sanatorio. Con un esfuerzo de todos estamos en condiciones de llevar adelante este proceso”.

Por último, el número dos de Adecra destacó que los privados ya trabajan, desde hace semanas, en contener las consecuencias del rebrote. “Toda cirugía selectiva que se podía suspender fue suspendida inmediatamente cuando empezó a crecer la curva. En paralelo, los tratamientos ambulatorios se mantienen. Los consultorios, estudios y cirugías ambulatorias siguen funcionando y las instituciones están preparadas para eso”, dijo Lorenzo.

El sector de los gastronómicos también le pide financiamiento a Rodríguez Larreta. La Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) adelantó que reclamará un respaldo económico para los comedores de colegios privados y establecimientos que no trabajan desde hace un año, así como el regreso del ATP y la anulación de algunos impuestos.