Coronavirus: la Ciudad prepara la apertura de la vacunación sin turno y sumar a los mayores de 30 años

·4  min de lectura
La campaña de vacunación avanza en la Ciudad de Buenos Aires con la incorporación de nuevos grupos
La campaña de vacunación avanza en la Ciudad de Buenos Aires con la incorporación de nuevos grupos

El flujo permanente de vacunas que están arribando al país le permitió a la Ciudad de Buenos Aires alcanzar, durante la última semana, los mejores registros de aplicaciones desde que comenzó la campaña con algunos hechos destacados que cambiaron el modo de ver las cosas. La apertura del empadronamiento para personas mayores de 35 años sin comorbilidades superó las expectativas y le dio otro impulso al operativo de inmunización que ya visualiza las próximas etapas.

El Ministerio de Salud porteño analiza abrir ­la vacunación espontánea para aquellas personas que quedaron afuera de los llamados cuando se fueron incorporando los grupos, porque no accedieron a un turno o porque no tuvieron voluntad para recibir las dosis. Aunque se estima que son pocos los porteños en esta condición, la cartera sanitaria pretende dar una nueva alternativa para cubrir a la mayor cantidad de población posible antes que la variante delta se vuelva una amenaza. La convocatoria podría anunciarse dentro de los próximos diez días, aunque antes se abriría otro grupo: para personas de entre 30 y 34 años.

La amenaza de la variante delta: advierten que podría haber una tercera ola a finales de mes o comienzos del próximo

La estrategia va en línea con lo que se consensuó en el Consejo Federal de Salud (Cofesa) integrado por los ministros de Salud de todas las provincias y la titular de la cartera nacional, Carla Vizzotti, de acelerar los esquemas de vacunación en los mayores de 40 años. Algunas provincias, como la de Buenos Aires, adelantaron que saldrán a buscar a los no vacunados casa por casa. En el caso de la Ciudad, se plantea convocarlos a cualquiera de las 36 postas de vacunación, sin turno previo, para recibir la primera dosis.

“No queremos que la gente se agolpe en los vacunatorios. Por eso, esperamos avanzar con los mayores de 35, esperar la llegada de más vacunas y luego abrir”, explican desde el gobierno. “No parece que haya mucha gente con ganas de vacunarse que quedó afuera, aunque esos datos todavía no los tenemos”, agregan.

La vacunación en todo el país

Cuando se habilitó la inmunización para grupos sin factores de riesgo se vacunaron 90.000 personas mayores de 45 años y 127.000 de entre 40 y 44. Ayer, a las dos horas de abrir el empadronamiento de mayores de 35, se habían inscripto 70.000 porteños y hoy ya se superaban los 90.000. El universo total en este subgrupo es de 200.000, aunque de allí hay que descontar los que ya recibieron su dosis por pertenecer a otros grupos como salud, personal estratégico o docente, por ejemplo.

La respuesta a la convocatoria lanzada ayer no es la habitual, consideran dentro del Ministerio, y el flujo de inscripciones se mantiene alto aunque no con la intensidad de las primeras horas. “Se rompió el esquema. Quizás el temor a la enfermedad y que cada vez haya más casos de amigos o familiares sea la explicación”, razona un funcionario. El interés por estar inmunizados fue acompañado por una vacunación semanal récord con más de 200.000 dosis aplicadas en la semana y 36.000 en solo 24 horas.

La evolución, día por día

Según la información oficial, el grupo de mayores de 40 años ya casi está terminando aunque por estos días se está contactando a las personas que tenían turnos asignados y no concurrieron (en cada segmento hay entre 5000 y 10.000 inscriptos que no acuden al primer llamado y se los vuelve a convocar hasta otras cinco veces y por diferentes medios antes de cancelarlo definitivamente). Las vacunas que hoy tienen en stock el gobierno porteño no alcanzan para cubrir la demanda del último grupo (mayores de 35 años), pero se espera que con los próximos cargamentos se resuelva esta cuestión para completarlo y abrir para la franja de entre 30 y 34 años.

Todo hace prever que el impulso de esta semana no se detendrá, porque hay promesa de que durante julio ingresen al país al menos 8.000.000 de dosis Sinopharm y 3.000.000 de AstraZeneca más las Sputnik V que entran por semana, aunque sin confirmar las cantidades, y las que se terminaron de producir en la Argentina y que podrían comenzar a aplicarse antes del 15 de julio, según el titular del laboratorio Richmond, Marcelo Figueiras.

En el gobierno sostienen que no hubo dificultades en el acceso a los turnos por lo que estiman que no hubo mucha gente que quedó afuera de las convocatorias. Según explicaron todavía no hay forma de saber cuántas personas no fueron vacunadas porque no existe un denominador común en los subgrupos ya que se toman variables que arrojan márgenes de error muy elevados. Hay equipos técnicos de la ciudad que trabajan para tener un dato más preciso.

La Ciudad de Buenos Aires ya cuenta con casi la mitad de su población (49,7%) con, al menos, una dosis. Desde el inicio del plan de vacunación el 29 de diciembre, 1.484.622 porteños se aplicaron una dosis y 404.892 completaron la inmunización con la segunda. La Pampa, con 45,6%, la sigue en el listado; San Luis, con el 43,7%, y Jujuy, con el 41,4%, completan los primeros lugares.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.