Coronavirus: China autoriza el uso de una vacuna en militares

LA NACION

PEKÍN.- El ejército chino autorizó el uso en sus filas de una vacuna contra el nuevo coronavirus, creada por un instituto de investigación militar y una compañía farmacéutica, indicó hoy la empresa.

Hoy, desde CanSino Biologics, fabricante de vacunas con sede en la ciudad portuaria de Tianjin, en el norte de China, han comunicado que el ejército ha recibido el visto bueno de la Comisión Militar Central para que se pueda inyectar a los soldados la "vacuna recombinante" (Ad5-nCoV) después de que los "ensayos clínicos demostraran que era segura y algo eficiente".

Tras los ensayos de fase 1 y fase 2, los resultados indican que el Ad5-nCoV "tiene el potencial de prevenir enfermedades causadas por el SARS-CoV-2". El uso de la vacuna por parte de los militares se ha aprobado por un período de un año.

Cuarentena: qué trabajos se suman a las actividades esenciales permitidas a partir del 1 de julio

"Los datos de los ensayos clínicos demostraron un buen perfil de seguridad y niveles elevados de respuesta inmunitaria humoral y celular", se felicitó la compañía en un comunicado en la bolsa de Hong Kong, donde cotiza.

Los laboratorios del mundo entero compiten para encontrar una vacuna para el coronavirus, detectado por primera vez a finales de 2019 en China y que ya infectó a más de 10 millones de personas en el mundo, de las cuales murieron al menos 502.000.

De las 17 vacunas actualmente en proceso de ensayos clínicos (es decir, aquellas que están siendo probadas en humanos), cerca de la mitad están siendo desarrolladas por institutos chinos, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre ellas figura la compañía CanSino Biologics, que colabora con la Academia Militar de Ciencias Médicas.

Por eso la Comisión Militar Central, la institución de la que depende el ejército chino, dio su visto bueno el 25 de junio al uso militar de la vacuna.

Según los últimos datos de la OMS, además de las 17 vacunas contra la Covid-19 que se están probando en humanos, hay otras 132 en fase de evaluación preclínica.

Ninguna de ellas recibió la autorización de comercialización.

Agencia AFP