Coronavirus: Chile reabre su frontera aérea a turistas después de ocho meses

LA NACION
·2  min de lectura

SANTIAGO DE CHILE (AFP).- Chile anunció hoy la reapertura de su frontera a extranjeros, cerrada desde mediados de marzo producto de la pandemia, a través solo de un punto de ingreso al país: el aeropuerto internacional de Santiago.

Los pasos terrestres y marítimos seguirán cerrados hasta nuevo aviso. Para el ingreso a Chile se pedirán como requisitos excluyentes una declaración jurada y un examen de PCR (hisopado) negativo tomado hasta 72 horas del embarque al país.

"La apertura será gradual y segura", aseguró este viernes la ministra de Transporte, Gloria Hutt, al lanzar el protocolo de apertura en el aeropuerto de Santiago.

La frontera permanece cerrada desde el 18 de marzo tras la instauración del estado de emergencia por catástrofe debido al coronarivus, que en Chile ha infectado hasta ahora a más de 526.000 y provocado la muerte de más de 14.600 personas.

Puerto Madryn, la voracidad impositiva y el impuesto al viento

La reapertura de fronteras, efectiva desde este mismo viernes, era una noticia esperada por la industria del turismo, fuertemente golpeada por la pandemia. El ministro de Economía, Lucas Palacios, dijo que esperan que unos 300.000 turistas visiten Chile en los meses de verano. Sin embargo, el Colegio Médico expresó su preocupación por esta medida.

"Es una medida poco prudente. Es difícil el seguimiento de turistas, todavía estamos al debe en trazabilidad y deberíamos estarnos preparando para contener el rebrote, no propiciarlo", criticó Izkia Siches, presidenta del Colegio Médico.

Desde hace cuatro meses, los contagios de coronavirus se mantienen estables en Chile con un promedio de unos 1500 casos por día. En la región Metropolitana, donde viven 7,1 de los 18 millones de habitantes del país, las medidas de confinamiento fueron levantadas hace semanas, lo que permitió la reapertura del gran comercio, gimnasios y restaurantes con aforos restringidos.

Pero en varias ciudades del sur, el número de contagios aún se mantiene alto, por tanto se han vuelto a aplicar las cuarentenas.