Coronavirus: no cede el horror en Italia y ya murieron más de 10.000 personas

Elisabetta Piqué

ROMA.- Aunque el número de contagios bajó en relación a ayer, la cifra de muertos por coronavirus sigue siendo altísima en Italia: en las últimas 24 horas hubo 889 fallecidos más, menos que en la víspera, cuando el balance fue el más dramático y el récord absoluto desde el inicio de la crisis, con 969 decesos. Con las víctimas de hoy, Italia superó los 10.000, al alcanzar la terrible cifra de 10.022, según datos de la Protección Civil.

En 24 horas se registraron 3651 casos más, en una notable tendencia a la baja, ya que ayer hubo 4401 nuevos contagios. En total, desde el 21 de febrero, hay 92.472 casos registrados.

Italia ya superó las 10.000 muertes por coronavirus

La mayoría de las muertes fueron en Lombardía, la región más afectada y la locomotora de Italia, en el norte, donde murieron hasta ahora 5944 personas y en las últimas 24 horas más de 500. De las 70.065 personas actualmente positivas en Italia, 39.533 se encuentran en aislamiento domiciliario, 3856 en terapia intensiva (1319 en Lombardía) y 26.676 internadas con síntomas (11.152 en Lombardía).

La buena noticia fue el número récord de personas que se recuperaron: 1434 en las últimas 24 horas, que hizo aumentar el número de recuperados a 12.384, destacó el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, que después de dos días de ausencia debido a fiebre, volvió a aparecer en la conferencia de prensa cotidiana, seguida religiosamente por los 60 millones de italianos.

Borrelli destacó la enorme solidaridad de los italianos, que en las últimas semanas de espanto donaron a una cuenta corriente abierta por la Protección Civil más de 61 millones de euros. De esta cifra ya fueron gastados 7 millones para comprar barbijos quirúrgicos y 465 ventiladores pulmonares.

"Si no se hubieran adoptado medidas tan drásticas tendríamos números peores", dijo Borrelli ante una pregunta sobre la cantidad espantosa de muertos, que aprovechó para recordar que muchos países del mundo copiaron y elogiaron el modelo adoptado por Italia para enfrentar esta emergencia, el mayor desafío desde la Segunda Guerra Mundial.