Coronavirus causa cierre de 4 mil restaurantes en Yucatán

MÉRIDA, Yuc., junio 15 (EL UNIVERSAL).- El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados en Yucatán (Canirac), Roberto G. Cantón Barros, informó que ese sector registró el cierre de 4 mil negocios por lo que en total ante la contingencia por el Covid-19 se perdieron 20 mil empleos.

"Al inicio de la contingencia había 16 mil restaurantes en el estado que generaban 76 mil empleos, pero ante la reapertura de la ola 1, 4 mil unidades no abrieron y representan 20 mil plazas perdidas", reveló el líder restaurantero.

Sostuvo que la mayoría de los socios han sufrido un fuerte golpe en su economía, aunque una parte de ellos han tenido que cerrar, otros procuran mantenerse activos para procurar los empleos en todo el estado.

Ante la reactivación económica de la Ola 1, que contempló la reapertura de los restaurantes de lunes a viernes, manifestó que no es suficiente para que sus agremiados no sigan cerrando sus puertas, y por ello solicitaron al Gobierno del Estado considerar la posibilidad de abrir los restaurantes también los fines de semana y permitir hasta en un 50 por ciento la atención al público.

"Hoy en día tenemos permitido ocupar el 25 por ciento de nuestros aforos, aparte de esa retribución nos piden que solo el 25 por ciento sean ocupadas, no es posible salir a flote con tan poca recepción de comensales", subrayó.

"Si estamos buscando que el 25 por ciento de comensales se suba a un 50 por ciento para poder tener más gente, también pedimos que los restaurantes se reabran los fines de semana", indicó.

Entre otras cosas, precisó que la venta en línea y la reapertura de lunes a viernes no es suficiente para poder mantener estos negocios, ya que las condiciones en que les ofrecieron la Ola 1 es imposible operar.

En cuanto a los espacios abiertos van a explotarlos, "esperamos que la gente busque más estos espacios y nosotros tendremos que mitigar las altas temperaturas, estamos conscientes de eso", puntualizó.

Por su parte, el vicepresidente de la Canirac, Luis Herrera David, comentó que "definitivamente cerrar sábados y domingos no es una opción para los restauranteros".

Indicó que "estamos subsistiendo y perdiendo dinero todos los días, no abrir sábados y domingos no es una opción, en una modalidad y perdemos mucho más", explicó.

Por lo pronto, los restauranteros comentaron que un aumento en sus precios es algo que no está contemplado ahora y que esperan a más tardar el próximo viernes ya sepan que dice el gobierno local sobre su solicitud para abrir sábados y domingos.