Coronavirus. ¿Qué cambia al pasar de ASPO a DISPO?

LA NACION
·6  min de lectura
El Presidente anunciará una nueva etapa en la cuarentena
Fuente: Archivo

La decisión del Gobierno, que se anunciará en algunas horas, significará el paso del Aislamientos Social y Preventivo Obligatorio al Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio en el área metropolitana que comprende la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. En la práctica, en algunas actividades significará un sinceramiento de una situación que en los hechos ya ocurría, como ser el caso de las reuniones sociales y familiares o la libre circulación más allá de los permisos. En otras actividades, como en universidades, colegios o teatros, significará la posibilidad de volver a abrir las puertas. Y para el caso de los templos, los bares, los restaurantes, por ejemplo, permitirá ampliar la cantidad de gente que pueden recibir.

El avance de la pandemia

Los especialistas explican que este pasaje no solo es un sinceramiento, sino que también tiene que ver con lo que indica la situación epidemiológica. Que, de producirse un rebrote, podría volverse a la etapa anterior.

¿Qué diferencia hay entre ASPO y DISPO? Si la primera fase de la epidemia, la cuarentena, se caracterizó por el aislamiento y por la necesidad de reaprender a seguir como seguir la vida sin salir de casa, esta etapa, la nueva normalidad, significará reaprender cómo volver a vincularse con otros.

Las medidas de distanciamiento social, el alcohol en gel, el lavado frecuente de manos y el uso del tapabocas al salir de casa o en contacto con personas con las que no se convive, se quedarán por bastante tiempo.

Reuniones sociales y familiares

En la nueva etapa, se permitirán reuniones sociales o familiares en los domicilios, siempre que no superan las diez personas. Y se deberá priorizar los encuentros en ambientes abiertos, al aire libre o con buena ventilación. Para esta etapa, no van a haber controles externos, sino que van a ser los propios vecinos los que deberán ajustarse a estas reglas como medidas de autocuidado.

Permisos de circulación

Todavía no fue anunciado, pero se cree que ya no será necesario tramitar un permiso para desplazarse de una jurisdicción a otra, esto siempre y cuando se trate de áreas que se encuentren dentro de la misma situación epidemiológica y similar fase. En la práctica, hasta ahora una persona no podría trasladarse a una distancia de más de cinco cuadras de su casa, sin tramitar un permiso especial. Sin embargo, los controles sólo se hacían en los accesos a la Capital o a los municipios y con el tiempo, hasta esos controles se diluyeron.

De a poco, irán volviendo las clases
Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Apertura de escuelas y universidades

Se anunció que desde el lunes, las escuelas públicas y privadas porteñas podrán reabrir las aulas y organizar actividades de relacionamiento y recreativas para sus alumnos. La noticia tomó por sorpresa a las autoridades de los colegios y muchos están evaluando cómo lo podrían implementar. No será obligatorio y se complementará con las actividades a distancia, que permanecen hasta fin de año. Una incógnita es cómo harían los estudiantes, docentes y personal no docente para trasladarse hasta las escuelas, sin que aumente el volumen de pasajeros en el transporte público.

Volverán a dictarse clases presenciales en las universidades, aunque se deberán garantizar las medidas de higiene y distanciamiento físico entre estudiantes

Apertura de templos

Desde hace casi dos meses que los templos del AMBA volvieron a abrir sus puertas con un protocolo que les permite recibir hasta 20 fieles en ámbitos cerrados, con distancia de 15 metros entre los asistentes y con el uso obligatorio de tapaboca y máscara facial para el ministro. También, se permitía cultos de hasta 50 personas en ámbitos al aire libre. En la práctica fueron pocos los cultos que reanudaron actividades. Las sinagogas y las parroquias fueron las que primero reabrieron, aunque la concurrencia no fue masiva y la mayoría prefiere continuar con la modalidad de cultos online. Se espera que en la etapa de DISPO, se habilite un aumento en el aforo de concurrentes a los cultos. Todavía no se conoce hasta cuántos miembros se permitiría en el nuevo protocolo.

Bares y restaurante con más gente

Aunque la mayor parte de la cuarentena estuvieron cerrados, hace más de dos meses se habilitó la reapertura con mesas en la calle y limitando el número de asistentes. Desde el comienzo, la afluencia de público desbordó la capacidad permitida y los empresarios gastronómicos reclamaban más habilitaciones. Después se sumaron terrazas y patios y hace dos semanas, algunos sectores dentro de los locales, que no deben superar el 25% de la capacidad. La nueva etapa podría significar una ampliación aún mayor de la cantidad de gente dentro de los locales. Aunque todavía no se conoce cuánta.

Eventos culturales

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós confirmó que se piensa avanzar en la reapertura de teatros y otras actividades culturales que permitan garantizar condiciones de distancia social en espacios compartidos durante las presentaciones. También explicó que habrá determinadas exigencias técnicas en cuanto al recambio del aire por dispositivos mecánicos. "Vamos a avanzar con los teatros uno por uno", dijo. Aseguró que se les exigirá que cumplan con "certificados de termodinámica" para que los asistentes "se sientan seguros como en cualquier otro lugar". Así, explicó que en esos lugares cerrados se realizará "diez veces la renovación de aire como mínimo".

Todavía no se sabe qué ocurrirá con los cines, que por el momento están cerrados o funcionando con la modalidad de autocine.

Deportes

La intención es reanudar en esta etapa la práctica de deportes en grupo. Durante la fase final de la cuarentena se fueron habilitando la práctica de actividades deportivas individuales, ya sea al aire libre o en ámbitos cerrados, siempre respetando las distancias y aplicando las medidas de higiene. Así, volvieron los gimnasios y hace una semana, los natatorios. Los clubs volvieron con actividades limitadas. Se espera que en esta etapa vuelvan a permitirse los deportes de práctica grupal. Y hay gran expectativa por la reapertura de las canchas de futbol 5, entre otras actividades.

Transporte público

Es una de las mayores incógnitas de la nueva etapa y hay gran expectativa por los anuncios de las próximas horas, sobre todo desde que se anunció que las escuelas volverían a abrir sus puertas el lunes. Hasta el momento, el transporte público quedó restringido para personal esencial y para quienes tramitaban el permiso correspondiente por ejemplo para cuidar a un familiar. Desde que volvieron las clases para los alumnos que egresan, hubo nuevas autorizaciones, pero hasta el momento no se informó cómo va a ser la accesibilidad al transporte en esta nueva etapa.

Trabajo a distancia

La ley de teletrabajo, que se sancionó a comienzos de la cuarentena, comenzará a regir a los 90 días de finalizada la etapa de aislamiento. La medida que se anunciará en las próximas horas podría dar inicio a la cuenta regresiva. Entrarán a regir las nuevas normas a la hora de tener empleados trabajando desde sus casas y esto podría significar que muchas empresas tengan que tomar la decisión de ofrecerles a sus empleados esta posibilidad, u optar por volver a la presencialidad. Además de los beneficios que prevé la ley para quienes trabajen a distancia.