Brasil registra 22 días seguidos de récord de muertes por Covid

·3  min de lectura
El promedio móvil de fallecidos ayer fue de 2234 y marcó el récord número 22 desde el 27 de febrero
EPA

BRASILIA (Reuters).- Brasil es desde hace tiempo el segundo país más afectado del mundo por la pandemia de coronavirus (solo lo sobrepasa Estados Unidos) y los números de las últimas semanas no muestran un rumbo a la baja sino todo lo contrario. En las últimas 24 horas la nación gobernada por Jair Bolsonaro registró 2331 muertes por Covid-19 y alcanzó un total de 292.856 fallecidos.

Pero la cercanía con las 300.000 víctimas no es el dato que más preocupa a las autoridades sino la seguidilla de records registrados. El promedio móvil de ayer fue de 2234 y así marcó el récord número 22, seguido, desde el 27 de febrero. El alto número de muertes ya convirtió a marzo en el mes más mortífero.

De acuerdo con lo publicado por el diario O Globo, en lo que respecta a infectados, desde la noche del viernes se reportaron 72.326 casos, que elevaron el total a 11.949.335. Asimismo la media móvil fue de 72.869 positivos, un 9% superior al cálculo de 14 días atrás.

(VIDEO) Río echa el cerrojo a sus playas ante el implacable avance del coronavirus

Respecto de la vacunación contra el coronavirus, dieciocho estados y el Distrito Federal actualizaron sus datos ayer y confirmaron que en todo el país 11.721.357 personas recibieron la primera dosis, lo que equivale al 5,54% de la población. A su vez la segunda dosis se aplicó a 4.140.109 personas, el 1,96%.

El lento avance de la inoculación de los brasileños está trayendo inconvenientes en todo el país pero más que nada en las áreas más golpeados, donde el sistema de salud no da abasto. En San Pablo, Paraná, Rio Grande do Sul, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Goiás y el Distrito Federal los contagios están en alza y no hay capacidad para atender a todos los pacientes.

Brasil vacunó a cerca del 6% de la población y todavía negocia para adquirir suficientes vacunas y atender a todos los habitantes
Reuters

La advertencia proviene de un análisis realizado por sanitarios del Instituto de Estudios de Salud Colectiva de la UFRJ, Ligia Bahia y Leonardo Mattos. Denominado “Sistema de Salud y Covid-19 en Brasil: el colapso anunciado y desatendido”, asegura que las medidas sanitarias para detener el brote tienen que ser iguales y dictadas por la nación, y no en particular por los gobernadores que así lo entiendan.

Desde el comienzo de la pandemia, el presidente de derecha Jair Bolsonaro se niega a decretar medidas de aislamiento nacionales y hasta afirma que son exagerados aquellos gobiernos que tomaron decisiones como esa. Al tiempo que varias zonas de Europa vuelven a confinarse por la tercera ola, el líder de Brasil, quien ya tuvo coronavirus y siempre desacreditó la gravedad de la crisis, insiste en que la economía debe estar primero que la enfermedad.

Más dosis

En medio de este colapso, el gobierno se encuentra en negociaciones desde el 13 de marzo ante la posibilidad de importar las dosis excedentes de vacunas que dispone Estados Unidos, según dijo en Twitter el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La cancillería y la embajada brasileña en Washington, en cooperación con el Ministerio de Salud, están negociando con la Casa Blanca, que anunció el viernes planes para “ceder en préstamo” 4 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca a Canadá y México, las cuales ya fueron producidas.

Sin embargo, un funcionario de la administración de Joe Biden dijo que Estados Unidos no tiene planes de ofrecer dosis a otros países.