Coronavirus: las bolsas europeas abrieron en baja ante el temor por la nueva cepa en Gran Bretaña

LA NACION
·3  min de lectura

LONDRES.- Las bolsas europeas abrieron en baja debido a las restricciones por la nueva cepa de coronavirus detectada en Gran Bretaña.

Fráncfort, Londres, París y Milán caían un 2% tras su apertura, mientras que Madrid perdía más de 3% en los primeros intercambios.

La libra también se desplomó en las primeras transacciones debido al reconfinamiento en Londresy el sur de Inglaterra provocado por la aparición de esta nueva cepa, que generó también la prohibición de vuelos procedentes del Reino Unido hacia varios países.

A esto se añade la incertidumbre que rodea las negociaciones posbrexit, cuando faltan menos de dos semanas para que expire el plazo otorgado para encontrar un acuerdo. La libra perdía hoy un 1,83% y se situaba en 1,3275 dólares.

El primer ministro británico, Boris Johnson, presidirá hoy una reunión de urgencia para "analizar la situación sobre los desplazamientos internacionales y en particular el flujo regular de fletes hacia y desde Reino Unido".

Alerta global

Esta variante del virus sería hasta un 70% más contagiosa, aunque no está demostrado que sea más letal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de que también podría afectar a "la eficacia de algunos métodos de diagnóstico".

Por eso, la OMS instó a "reforzar los controles" en Europa ya que fuera del territorio británico, se detectaron varios casos de esta nueva cepa en Dinamarca (9) y uno en Italia, Holanda y Australia respectivamente.

Dentro de la Unión Europea (UE), más de una decena de países interrumpieron o restringieron sus conexiones con el Reino Unido durante algunos días. Además todos los Estados europeos analizan una respuesta común ante las conexiones marítimas, ferroviarias y por carretera con el Gran Bretaña.

Alerta por la nueva cepa: el Gobierno suspende los vuelos de Gran Bretaña

Fuera de la UE, Canadá, la Argentina, Chile, Colombia, Perú, Hong Kong, Arabia Saudita, Kuwait, India, Irán, Suiza, El Salvador e Israel también suspendieron las conexiones con Gran Bretaña.

Los responsables de Estados Unidos dijeron que observan "con mucho cuidado" la variante del virus que se propaga en el Reino Unido pero no se plantean por ahora prohibir los viajes desde o hacia el país.

"Fuera de control"

El ministro británico de Salud, Matt Hancock, reconoció ayer que la nueva cepa "está fuera de control", al justificar el reconfinamiento de Londres y del sureste de Inglaterra. "Será muy difícil mantenerla bajo control hasta que una vacuna esté ampliamente difundida", dijo el ministro.

El Reino Unido ya empezó su campaña general de vacunación contra el coronavirus hace dos semanas, usando el fármaco desarrollado por los laboratorios Pzifer/BioNTech.

Los expertos de la Unión Europea y estadounidenses opinaron que las vacunas actuales contra el covid-19 son efectivas también para esa cepa.

"Por todo lo que sabemos hasta el momento, y tras las discusiones que han tenido lugar entre expertos de las autoridades europeas", la nueva variante del virus "no tiene ningún impacto en las vacunas" que siguen siendo "igual de eficaces", dijo el ministro de Salud alemán, Jens Spahn.

El surgimiento de esta nueva cepa no podía caer en un peor momento para el Reino Unido, que está inmerso en negociaciones sobre su relación posbrexit con la Unión Europea.

Agencia AFP