Coronavirus: Biden dice que a EE.UU. le esperan "unas semanas o meses muy duros"

LA NACION
·2  min de lectura

NUEVA YORK.- El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que Estados Unidos vivirá en las próximas semanas y meses un período muy difícil", acaso "el más duro de toda la pandemia", en momentos en que el país batió otro récord de muertes diarias.

"Las próximas semanas y meses serán un período muy difícil para nuestra nación, quizás el más duro de toda la pandemia", tuiteó este jueves el demócrata. "Pero vamos a superarlo", añadió con la misma seguridad.

El enemigo invisible. Así vivieron la pandemia los corresponsales de LA NACION

"Se acercan días más brillantes, pero se necesitará todo el valor y la determinación que tenemos como estadounidenses para hacerlo", destacó Biden, quien entre otras cosas alienta a la población estadounidense a darse la vacuna. Él mismo fue uno de los primeros dirigentes en recibir la vacuna.

Biden ya había anticipado la semana pasada que "los días más oscuros" en la batalla contra la pandemia "están por delante de nosotros, no detrás de nosotros", e instó a los estadounidenses a prepararse para la lucha.

El líder demócrata ha sido un duro crítico del manejo de la pandemia de parte de Donald Trump, e incluso en los últimos días insistió en acelerar el proceso de vacunación, que avanza más lentamente de lo previsto.

Estados Unidos registró el miércoles casi 4000 muertos por Covid-19, un nuevo récord, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Con 189.671 nuevos contagios en un día, Estados Unidos se acerca a los 20 millones de casos.

Las cifras consolidan a Estados Unidos como el país más golpeado por la pandemia, que a un año del primer registro en China ya causó cerca de 1,8 millones de muertes en el mundo y más de 82 millones de casos.

El mundo comienza a recibir el Año Nuevo sin actos masivos ni gente en las calles

El equipo a cargo de la inauguración presidencial anunció en tanto que Biden planea realizar una ceremonia de iluminación en la Piscina Reflectante del Monumento a Lincoln para honrar a los muertos por el coronavirus un día antes de que asuma el cargo el 20 de enero.

El Comité Inaugural Presidencial dijo que llevaría a cabo el evento la noche del 19 de enero, calificándolo como la "primera iluminación alrededor del Reflecting Pool para recordar las vidas estadounidenses perdidas".

También invitó a las comunidades de todo el país a unirse a Washington para iluminar edificios y tocar las campanas de las iglesias a las 5:30 de la tarde en "un momento nacional de unidad y recuerdo".

AFP y ANSA