Coronavirus: los barbijos y guantes ponen en peligro el Mar Mediterráno, advierte una ONG

LA NACION

En la ciudad de Cannes, Francia, los buzos de la ONG francesa Opération Mer Propre ("Operación Mar Limpio") compartieron fotos y videos de la gran cantidad de barbijos y guantes que encontraron en el fondo marítimo y alertaron sobre el peligro de los desechos sanitarios que contaminan las profundidades del Mar Mediterráneo.

A pesar de que cuando comenzó la cuarentena por la pandemia de coronavirus se podían notar ciertos efectos positivos en el medioambiente por la reducción de contaminación, la organización sin fines de lucro francesa advirtió sobre los riesgos de la "basura tóxica de tipo hospitalaria" que encontraron el domingo.

En una primera búsqueda que duró tan sólo dos horas los voluntarios encontraron cuatro barbijos y 10 guantes de látex en el fondo marino. "Pequeña operación COVID-19: las primeras máscaras desechables llegaron al Mediterráneo. Desafortunadamente era predecible ver la cantidad de tapabocas y guantes arrojados directamente a las alcantarillas. Esto es sólo el comienzo, y si nada cambia se convertirá en un verdadero desastre no sólo ecológico, sino también sanitario", escribió la organización en Instagram.

El buzo Laurent Lombard, residente de Cannes y fundador de la ONG, grabó un video donde mostró la gran cantidad de desechos que vio al sumergirse y lo compartió en Facebook con una fuerte ironía: "¿Quién quiere darse un baño de COVID-19 este verano?". Luego agregó: "Sabiendo que se compraron más de dos mil millones de barbijos, pronto puede haber más barbijos que medusas en en el Mediterráneo".

Desde la organización hicieron un llamado a la acción para los gobernantes y un pedido a los ciudadanos de tomar conciencia y asumir la responsabilidad de prevenir este nuevo tipo de contaminación: "Esta crisis nos permitió ver lo mejor y lo peor dentro de nosotros. Si no hacemos nada, lo peor surgirá nuevamente".

En las imágenes se pueden observar tapabocas y guantes en el fondo de las aguas europeas; además de otro tipo de residuos, como latas, bolsas de plástico y restos de juguetes perdidos.