Coronavirus: la autoridad sanitaria de EE.UU. confirma que se transmite por aire

Lena H. Sun
·5  min de lectura

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos reconocieron este lunes que las personas pueden infectarse con el coronavirus a través de la transmisión aérea, especialmente en espacios cerrados con ventilación inadecuada.

La tan esperada actualización de la página web de la agencia que explica cómo se propaga el virus representa un reconocimiento oficial de la creciente evidencia de que, bajo ciertas condiciones, las personas a menos de dos metros de distancia pueden infectarse por pequeñas gotas y partículas que flotan en el aire durante minutos, incluso horas, y que juegan un papel en la pandemia.

Coronavirus: ¿Qué se sabe de la salud de Donald Trump?

La actualización sigue a un incidente vergonzoso el mes pasado cuando la agencia eliminó un borrador que no había pasado por una revisión adecuada y se publicó por error. La redacción del borrador incluía una referencia a los aerosoles: pequeñas gotas que pueden permanecer en el aire y que pueden viajar una distancia significativa. Las autoridades dijeron que el borrador fue eliminado porque temían que el lenguaje pudiera malinterpretarse como una sugerencia de que la transmisión aérea es la principal forma en que se propaga el virus.

Ese no es el caso. Los principales impulsores de la propagación viral son las gotas respiratorias más grandes que se emiten cuando alguien tose, estornuda, canta, habla o respira, dijeron los CDC.

"Existe evidencia de que bajo ciertas condiciones, las personas con Covid-19 parecen haber infectado a otras que estaban a más de dos metros de distancia", afirma la página web actualizada. "Estas transmisiones ocurrieron dentro de espacios cerrados que tenían ventilación inadecuada. A veces, la persona infectada respiraba con dificultad, por ejemplo, mientras cantaba o hacía ejercicio".

"En estas circunstancias", dice la página web, "los científicos creen que la cantidad de gotitas y partículas infecciosas más pequeñas producidas por las personas con Covid-19 se concentraron lo suficiente como para propagar el virus a otras personas. Las personas infectadas estuvieron en el mismo espacio durante el mismo tiempo o poco después de que la persona infectada se fuera".

En un comunicado emitido inmediatamente después de la actualización de la página web, la agencia dijo que "sigue creyendo, según la ciencia actual, que es más probable que las personas se infecten cuanto más tiempo y más cerca estén de una persona con Covid-19".

Las personas pueden protegerse manteniéndose al menos a dos metros de distancia de los demás, usando una máscara que les cubra la nariz y la boca, lavándose las manos con frecuencia, limpiando las superficies tocadas con frecuencia y quedándose en casa cuando están enfermas, dijeron los CDC. Las personas también deben evitar los espacios interiores abarrotados y asegurarse de que los espacios interiores estén adecuadamente ventilados trayendo aire exterior tanto como sea posible.

El santo de la red: la historia de Carlo Acutis, el adolescente italiano que será beato

Aunque muchos expertos ya han señalado la creciente evidencia de que la transmisión aérea juega un papel en la propagación del virus, el reconocimiento oficial de los CDC sin duda aumentará las preocupaciones de salud pública sobre los riesgos de infección de espacios interiores abarrotados con poca ventilación.

Tanto las campañas presidenciales como la Comisión de Debates Presidenciales dicen que planean seguir adelante con eventos en persona menos de una semana después de que el presidente Donald Trump dio positivo por el nuevo coronavirus. A medida que más miembros del personal de la Casa Blanca anuncian que dieron positivo por el coronavirus, no está claro qué protocolos se han implementado para reducir el riesgo de infección para el personal, muchos de los cuales no usan máscaras y trabajan en condiciones de hacinamiento.

Cuando hay una ventilación adecuada, las gotitas respiratorias son diluidas por el aire exterior o expulsadas por los intercambios de aire, según los expertos. Para mejorar el flujo de aire interior en los edificios públicos, los expertos de la Escuela de Salud Pública de Yale recomiendan apagar la ventilación basada en sensores para purgar el aire de manera más constante y abrir las ventanas para que entre la brisa fresca. La inversión de las aspas del ventilador de techo puede atraer aire hacia arriba, lejos de los ocupantes de una habitación.

Los expertos han señalado la propagación del virus en coros, autobuses, clases de fitness y otros espacios mal ventilados. En julio, más de 200 biólogos y otros expertos enviaron una carta expresando su preocupación por la transmisión aérea a la Organización Mundial de la Salud, que respondió reconociendo la "evidencia emergente" de que el patógeno se puede propagar por el aire.

Un grupo de médicos en enfermedades infecciosas y expertos en aerosoles, en una carta publicada el lunes en la revista Science, enfatizó con más fuerza el potencial del virus en el aire que lo que hicieron los CDC en su actualización.

"El equilibrio de la atención debe centrarse en la protección contra la transmisión aérea", dijeron, porque las personas son "mucho más propensas" a inhalar virus flotantes que a ser rociadas por gotitas de líquido corporal contaminado que caen rápidamente.

Bélgica: la hija ilegítima del rey ahora no quiere que le digan princesa

Los aerosoles y la transmisión aérea "son la única manera de explicar los eventos de super-esparcidores que estamos viendo", dijo en una entrevista la autora de la carta, Kimberly Prather, química atmosférica de la Universidad de California en San Diego. Una vez que se reconoce la ruta aérea, dijo, esto se convierte en un problema "solucionable" mediante la ventilación adecuada.

Ha habido varios casos bien documentados en los que el coronavirus se propagó rápida y ampliamente en un ambiente cerrado: un restaurante en Guangzhou, China; un autobús que viajaba por la provincia china de Zhejiang; un centro de llamadas en Seúl; y un coro de la iglesia en el estado de Washington.

Esos informes llevaron a los CDC a actualizar su información sobre la forma en que se transmite el coronavirus, dijeron las autoridades. A esa urgencia se suma la llegada del otoño y el clima más frío.

The Washington Post