Coronavirus: Australia cierra varias zonas de Sídney por un rebrote que encendió las alarmas

LA NACION
·3  min de lectura

SÍDNEY.- Con la mirada puesta en Europa, que vive una segunda ola de la pandemia de coronavirus, y para evitar los inconvenientes que vive el continente donde, por ejemplo, Alemania registró un pico de muertes de casi mil pacientes, el gobierno de Australia ordenó el cierre de gran parte de la ciudad de Sídney, la más poblada, a partir de mañana tras la detección de un brote de coronavirus.

Todos los ciudadanos residentes deberán guardar una cuarentena de 14 días antes de entrar en cualquier otro estado del país, dado que en las últimas 24 horas fueron 44 los nuevos positivos detectados. Ayer se reportaron 30 nuevos casos de Covid-19, la mayoría en el barrio de Playas del Norte. Es aquí en particular donde los vecinos deberán permanecer en sus casas hasta las 23.59 horas del miércoles, víspera de Nochebuena.

En este marco, en la ciudad, las playas, los bares y los hoteles cerrarán sus puertas y solo se permitirán los desplazamientos urgentes y necesarios.

"Sé que quieren que las cosas cambien en un plazo corto y saben que todo pasa por cumplir las normas y recomendaciones", dijo el primer ministro australiano, Scott Morrison, en referencia al confinamiento impuesto.

Por su parte el estado de Queensland decretó la instauración de controles policiales en la frontera con Nueva Gales del Sur, cuya capital estatal es Sídney. "Confiamos en que esto nos dará el tiempo suficiente para controlar el brote y flexibilizar para Navidad y fin de año", dijo Gladys Berejiklian, primera ministra del estado.

"Pido a todos que dejen de lado las actividades que no son imprescindibles. No queremos que el virus se expanda fuera de estas áreas de las playas del norte", dijo y advirtió que si el foco no se controla las restricciones pueden extenderse.

Australia, con 25 millones de habitantes, es uno de los países que mejor resultado tiene en la lucha contra el coronavirus: es el 99 del mundo por número de contagios y el 152 por número de contagios por millón de habitantes. Hasta el momento confirmó 28.172 casos y 908 muertes.

Demorado

Las buenas noticias sobre la vacuna dan esperanza al mundo y también al deporte, seriamente afectado por el virus, que provocó la cancelación de la mayoría de los eventos, como los Juegos Olímpicos de Tokio. En este contexto ayer el gobierno del estado de Victoria confirmó que todos los jugadores participantes en el Abierto de Australia tendrán que guardar una cuarentena de 14 días en Melbourne antes de que comience el torneo.

El primer certamen del Grand Slam en el año se llevará a cabo del 8 al 21 de febrero. De acuerdo con el gobierno estatal, los planes de cuarentena fueron respaldados por el jefe de salud. Las autoridades añadieron que trabajarán con Tennis Australia, la entidad organizadora del torneo, para definir un plan que "garantice la seguridad de todos los participantes".

"La prevención rigurosa de las infecciones y las medidas de control serán clave en estos planes", indicó el gobierno de Victoria.

Se espera que los tenistas lleguen a Melbourne desde mediados de enero y que se sometan a la cuarentena obligatoria de un par de semanas. Tendrán permitido entrenar por un máximo de cinco horas diarias en el Melbourne Park, sede del Abierto, que se pospuso tres semanas.

Victoria pasó por una segunda ola de infecciones de Covid-19 en la segunda mitad de este año, la cual provocó más de 800 muertes. Sin embargo, el estado no registra un solo caso activo en más de seis semanas.

Agencias DPA, AP y AFP