Coronavirus en Australia: con casi 900 contagiados en el país, las playas siguen llenas

LA NACION

Bondi Beach es la playa icónica de Sídney, la capital australiana. Se trata del lugar preferido por surfistas y otros deportistas, ya que todo el año se practican disciplinan acuáticas. Pero también, el atractivo de sus playas atrae turistas de todas partes del mundo. Si bien era esperable que en tiempos de cuarentena para prevenir el contagio del coronavirus, Bondi Beach estuviera vacía, no fue así: miles de turistas todavía se dedican a tomar sol en sus costas y actúan como si nada hubiera ocurrido.

Coronavirus hoy en Argentina: cuántos casos se registran al 20 de Marzo

Mientras en el mismo país ya suman 867 los casos positivos y 7 los fallecimientos por el covid-19 y en todo el territorio se vive una situación dramática de desabastecimiento de papel higiénico, faltantes en góndolas y racionamiento de productos, en las afueras de la capital australiana todavía hay quienes disfrutan del turismo. Así lo indican las imágenes recogidas por la prensa local que ahora dan la vuelta al mundo, en la que se ve gente bañándose en las aguas cristalinas del Mar de Tasmania, leyendo bajo reposeras y jugando juegos de playa.

El ministro de Salud de Nueva Gales del Sur, Brad Hazzard, dijo en conferencia que las "miles de personas" que se reunieron en Bondi deberían seguir la recomendación de 1,5 metros de distanciamiento. "Estamos en un momento diferente", señaló. "Necesitamos comportarnos de diferentes maneras y eso es mantener la distancia. La recomendación es de al menos un metro y medio. Esa es una recomendación sensata".

Sin embargo, las fotos dan cuenta de que la multitud que visita la famosa playa por estos días está muy lejos de estar cumpliendo el distancia social que sugieren las autoridades. "Es genial ver a Australia tomando en serio el distanciamiento social", escribió, con ironía, Liam Anthony White-un ciudadano australiano- en Twitter. "Los pubs están llenos, las playas llenas y 3800 se bajaron ayer de un crucero donde el coronavirus estaba a bordo. La mayoría habría subido al tren más cercano", escribió al compartir una foto de Bondi Beach.

De la misma forma, otros usuarios compartieron imágenes actuales de la ciudad más turística de todo Australia, señalando la irresponsabilidad y el egoísmo de las miles de personas que continuaban disfrutando del mar.