Coronavirus en la Argentina. En dos semanas se cuadruplicaron los contagios en las villas bonaerenses y Kicillof analiza el futuro de la cuarentena

María José Lucesole

LA PLATA.- El gobierno de Axel Kicillof evalúa retroceder de fase en la cuarentena del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), mientras el coronavirus se esparce en los barrios populares con una velocidad inquietante: los casos en villas y asentamientos se multiplicaron por cuatro en los últimos 13 días.

El último registro difundido hoy da cuenta de 865 personas infectadas en una decena de villas y asentamientos. La cifra ya representa el 16,19 por ciento de los 5342 casos en todo el territorio bonaerense.

Coronavirus. Dura frase del gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, por la protesta anticuarentena: "A la Argentina que trabaja le sobran muchos porteños"

La más golpeada sigue siendo la Villa Azul, en Quilmes, con 246 contagios. Pero hay barrios nuevos que atender: por caso, en el barrio José Luis Cabezas, situado entre Ensenada y Berisso, hay 12 contagios confirmados de Covid-19.

El gobernador Axel Kicillof y los intendentes Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Mayra Mendoza (Quilmes)

El virus circula también en las villas La Fe (Lanús), La Matera (Quilmes), Hidalgo (San Martín), La Cárcova (San Martín), La Rana y Lanzone.

La circulación del virus en villas era de 220 casos el 19 de mayo. Y representaba el 7 por ciento del total. Es decir que prácticamente se cuadruplicó en 13 días.

Ante ese escenario de mayor velocidad de contagios, el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, sugirió retroceder de fase en la cuarentena en el área metropolitana.

Sin embargo, el gobernador Kicillof advirtió luego: "La decisión no está tomada. Es una opinión desde un punto de vista médico, epidemiológico. Lo que refiere es una realidad. Si suben los casos, que vamos viendo que hay mayor circulación del virus, genera que haya que recaer en el servicio de salud. La regla simple es que cuánto mayor cantidad de contagios más tienen que ser las restricciones. Todavía no hemos hecho la evaluación final".

"Hoy mismo hay una primera reunión con Nación y la ciudad para saber cómo estamos y tomar decisiones en conjunto", agregó el jefe de Estado bonaerense, en alusión a la reunión prevista con el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, en la Casa Rosada.

Kreplak había sido categórico al pedir que se cierre toda la circulación de personas a excepción de las ocupadas en servicios esenciales. El funcionario advirtió que las bajas temperaturas del invierno, que aún no comenzó, "son un problema". Y anticipó que "hasta septiembre no habrá buenas noticias de la epidemia respecto de los contagios".

El gobernador sigue de cerca el número de contagios en barrios humildes porque entiende que allí estará la situación más delicada en las próximas semanas. "La pandemia está dejando a la luz del día la enorme desigualdad que hay en la Provincia", dijo al justificar la decisión de aislar barrios enteros, como sucedió Azul.

"Tenemos que tomar conciencia de que hay sectores que viven en condiciones muy precarias", reconoció. Sin embargo afirmó que por el momento la situación "está bastante cubierta, en el marco de la crisis".

Kicillof remarcó que nunca antes la sociedad argentina transitó una crisis económica tan grave como la actual. "Todos sabemos que es un hecho mundial y no se puede atribuir a una decisión", dijo