Coronavirus en la Argentina: la relación de Cristina Kirchner con Rusia, una de las llaves para acceder a la vacuna

Jaime Rosemberg
·4  min de lectura

"Solo armamos la logística del viaje", afirmaron fuentes diplomáticas en relación al viaje que la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial Cecilia Nicolini hicieron días atrás a Moscú. De esa visita, derivó la eventual compra de hasta 25 millones de vacunas Sputnik V al gobierno de Vladimir Putin, anunciada ayer por el presidente Alberto Fernández.

La "prescindencia" de la cancillería encabezada por Felipe Solá en relación al viaje, y la reunión con foto incluida que, días antes del anuncio oficial y ya con Vizzotti en el país, protagonizaron la vicepresidenta Cristina Kirchner y el embajador de la Federación Rusa en el país, Dmitry V. Feoktistov, alimentaron las versiones sobre un acuerdo encabezado por leales a la vicepresidenta, en la búsqueda de sumar a la vacuna rusa al menú de opciones del Gobierno en el combate al coronavirus.

Coronavirus en la Argentina: la Anmat tendrá solo 30 días para verificar la seguridad de la vacuna rusa

"La decisión sobre qué vacuna se usará es científica, pero también geopolítica", reconocieron a LA NACION desde dos ministerios encabezados por funcionarios que responden directamente a Alberto Fernández y que miran con algo de desconfianza los movimientos de quienes promueven el acuerdo con Rusia por encima de otras opciones más económicas, como la de Oxford y Astra-Zeneca, cuya vacuna tiene un valor estimado de US$ 4 (cinco veces menos que la rusa) y con un contrato de producción local anunciado en agosto por el propio Presidente junto al empresario Hugo Sigman.

Luego de la carta de felicitación del presidente Fernández a Putin, el 11 de agosto pasado, en la que el primer mandatario elogió a su par ruso por el registro de la primera vacuna contra el Covid-19, la embajada rusa informó vía redes sociales sobre reuniones con dos administraciones provinciales: Tierra del Fuego y Buenos Aires.

"El gobernador de la provincia argentina de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur sostuvo este miércoles 9 (de septiembre) una reunión por Zoom con los representantes del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RFPI) con el fin de analizar la posible compra y colaboración para la producción y distribución de la vacuna rusa Sputnik V contra Covid-19", escribió la agencia rusa Sputnik, y detalló que Vladímir Primak y Dmitri Ustinov, por el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RFPI), se reunieron entonces con el gobernador Gustavo Melella y Daniel Kaliszuk, miembro del Consejo Empresario Argentino Ruso. El mismo Melella, de origen radical y cercano a La Cámpora, celebró hoy la adquisición de la vacuna "para mitigar esta pandemia que azota al mundo entero".

En relación a la provincia de Buenos Aires, el embajador ruso afirmó el 23 de agosto a la agencia Sputnik que "el gobernador bonaerense Axel Kicillof, también expresó su interés en recibir la vacuna rusa", y graficó que los teléfonos de su embajada "colapsan" de pedidos para hacerse de esa vacuna. Según pudo saber LA NACION, después de distintas consultas internas, también la administración bonaerense se mostró interesada en sumar la vacuna rusa al menú de opciones.

Lazos con Moscú

Al margen de la adquisición de la vacuna, las relaciones con Rusia son prioridad para la vicepresidenta. No sólo porque de la reunión con el embajador ruso también participó su ex canciller y hoy senador Jorge Taiana, sino porque desde ámbitos políticos y diplomáticos se menciona a María del Carmen Alarcón, ex diputada y actual asesora en el área de política internacional del Instituto Patria, como eventual nueva embajadora en Rusia, luego del escándalo por la condena de la cancillería a Venezuela que derivara en la renuncia de Alicia Castro a asumir ese puesto, para el que aún no había sido propuesta.

"El Presidente nos encomendó viajar a Moscú para conocer de primera mano los avances de la vacuna", dijo hoy Nicolini a radio El Destape, para dejar en claro que la orden presidencial fue buscar "la mejor opción", aunque también sostuvo que el ofrecimiento de Rusia (25 millones de vacunas, 50 millones de dosis entre diciembre y enero) coincide con el imperativo de vacunar a la población lo antes posible. "El tiempo es un factor clave en todo esto", describió la funcionaria, que forma parte del consejo de asesores presidenciales que encabeza Juan Manuel Olmos.