Coronavirus en la Argentina: con reclamos de asistencia a Nación, el paro de colectivos se extiende en el interior y afecta la "fase cuatro"

Daniel Santa Cruz

En algunas ciudades el transporte urbano lleva más de una semana detenido y el interurbano, 35 días; el miércoles habrá una nueva reunión con la UTA

Un conflicto gremial por la falta de pago total o parcial de los sueldos de abril mantiene sin transporte de colectivos urbanos desde hace más de una semana a prácticamente todo el interior del país, y se siente muy fuerte en ciudades importantes como Córdoba, Santa Fe, Rosario, Paraná, Corrientes, San Luis, Santa Rosa, Bariloche, La Rioja y Catamarca, entre otras. En algunos distritos, el paro del transporte interurbano ya superó los 35 días ininterrumpidos.

Mientras el interior se encontraba en la "fase tres" del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus nadie notaba que había paro de transporte interurbano porque tampoco había demanda. Pero a partir de la semana pasada se comenzó a sentir con fuerza esa ausencia, con un agravante: distintos gremios del personal de salud protestaron porque los trabajadores no pueden viajar a cumplir con sus tareas, consideradas esenciales.

El motivo del conflicto, hasta ahora sin solución, pasa por quién aporta los fondos para completar el pago de sueldos a los choferes. En las provincias apuntan a la Casa Rosada, que iba a realizar un aporte extraordinario, que finalmente no se concretó.

Coronavirus en la Argentina: marcha atrás de Daniel Gollán tras su sorpresiva acusación a la Ciudad

"El gobierno nacional decidió sostener los subsidios en CABA y GBA: el resto debemos afrontar el conflicto con nuestros propios medios, que son escasos por la baja recaudación", señaló un intendente de la zona patagónica. "No queremos pelearnos con Nación, pero esa es la realidad", acotó.

"Si esto hubiera pasado en Capital, el conflicto tendría mayor exposición pública", dijo a LA NACION Pablo Javkin, intendente de Rosario. "Una cosa es que sanitariamente no se use el transporte, otra cosa es el presente complicado que atraviesa el transporte en el interior de la argentina. Nosotros estuvimos prestando un servicio con el 15 por ciento de pasajeros, pero empleando el 80 por ciento de la flota. Es imposible de sostener eso desde el 20 de marzo sin nuevos subsidios", añadió el mandatario rosarino.

Desacuerdo entre las provincias y el gobierno nacional

Muchos gobernadores e intendentes están alertas a la resolución del conflicto, ya que la baja recaudación nos les permite afrontar el costo de los subsidios. Entienden que la llave para que vuelvan al trabajo los choferes es el subsidio nacional o el ingreso de las empresas al Programa de Asistencia al Trabajo (ATP) a partir del cual Nación paga una parte de los salarios. Hoy solo lo reciben las empresas de transporte interurbano.

Desde el Ministerio de Transporte nacional indican que son las provincias las que deben resolver la falta de fondos para pagar los sueldos. "Son situaciones provinciales", señalaron en la cartera que conduce Mario Meoni, para agregar: "Cuando asumimos, renovamos y aumentamos considerablemente por 120 días el Fondo Compensador que recibieron las provincias, que luego deben transferir a los municipios. Ya se vencieron esos 120 días y el Ministerio de Economía diseñó otros ítems de compensación para las provincias. O sea, deben ser las jurisdicciones las que deben subsidiar a las empresas de transporte".

"Los pagos se hacen simultáneamente a todas las jurisdicciones. Este mes las jurisdicciones a las que no se les enviaron fondos son aquellas que no presentaron la rendición de cuentas sobre los giros de los meses anteriores. El límite para presentarlas era el 25 de abril pasado. Esa es la razón por la que quizás a alguna provincia no le llego el dinero", aclararon.

Según pudo averiguar LA NACION, el Ministerio de Transporte elaboró un plan para la salida del conflicto, que pasó a manos de la Jefatura de Gabinete. En el Ministerio de Economía dijeron no tener información sobre giro de partidas a las provincias para transporte.

Los gremios endurecen la posición

La semana pasada fracasó una reunión de la que participaron referentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de todo el país. Este miércoles habrá un nuevo encuentro. Mientras, la UTA ratificó la continuidad del paro por tiempo indeterminado que, en el caso de las ciudades de Córdoba y Rosario, rige desde el viernes de la semana pasada.

"Desde Rosario, como en distintas ciudades del país, se reclama que las y los trabajadores del transporte de pasajeros cobren los haberes correspondientes al mes de abril", dijeron desde la UTA en un comunicado que difundieron el viernes a la tarde.

El secretario general de UTA de Corrientes, Rubén Francia, confirmó que el paro del trasporte urbano continuará hasta que las empresas abonen el 100% de los sueldos de los empleados correspondiente a abril, ya que hasta ahora efectivizaron el 75% de los haberes.

En La Pampa tampoco hubo novedades: "Todo sigue igual por ahora. Esperando que Autobuses deposite el 50% de los sueldos que falta porque ya recibió el subsidio del gobierno nacional y que Dumas Cat también pague el sueldo porque el martes a la tarde recibió el subsidio nacional", señaló a medios locales el secretario adjunto de la UTA en La Pampa, José Álvarez.

El impacto en la salud

Dejar sin transporte público a las principales ciudades del país, que pasaron desde el viernes pasado a la fase cuatro del aislamiento social, trae prejuicios a todos los sectores, pero en especial al sector de la salud.

"El 50% de los trabajadores de la salud no pueden viajar, desde el gobierno se comprometieron a pagar los taxis, pero hay compañeros que no lo pueden pagar", señalaron desde la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) de Córdoba.

Además, la necesidad sanitaria de establecer un protocolo donde los colectivos no circulen llenos de pasajeros con una disposición para que los hagan sentados, necesita de mayor circulación de unidades de colectivos, algo que el conflicto no está permitiendo que suceda.