Coronavirus en la Argentina. Preocupación entre los pacientes por las demoras en la entrega de drogas oncológicas

Gabriela Navarra

Tomás Ramos de la Fontaine, de 25 años, no anda con vueltas. Cuando vio que encontraba mechones de su pelo por todas partes decidió cortárselo al ras. "Trato de tomar las cosas del mejor modo, aunque haya situaciones que no ayudan". En febrero le diagnosticaron linfoma Hodgkin, un cáncer del sistema linfático.

Tomás hizo dos de seis ciclos de quimioterapia, pero con drogas prestadas. Sí, prestadas. Es que el Banco de Drogas Oncológicas de la Provincia de Buenos Aires, que debe entregarle los medicamentos en forma gratuita, jamás le respondió.

"Me atiendo en el Hospital Durand de la ciudad de Buenos Aires, aunque vivo en San Miguel -explica el joven, que estudia Artes Visuales y tiene un trabajo sin relación de dependencia en un estudio jurídico-. Para el primer ciclo de quimioterapia el Durand tenía las cuatro drogas que necesito y, para el segundo, me las donó alguien en remisión a través de Linfomas Argentina. Pero a mediados de este mes tengo un nuevo ciclo, y no sé si tendré las drogas. Esto nos genera mucha angustia, a mí y a mi familia".

La situación de Tomás no es la única. Desde que comenzó la pandemia, son muchos los pacientes con enfermedades oncohematológicas como leucemias, linfomas, y mielomas que enfrentan demoras y negativas en la entrega de su medicación.

La vida en juego

"Los esquemas de tratamientos de linfoma se hacen con diferentes drogas, y si es un tumor agresivo no admite postergaciones", explica Haydée González, odontóloga y presidenta de Linfomas Argentina, una ONG que asiste a personas con linfomas desde hace 15 años.

La buena noticia que inquieta a los desarrolladores de vacunas contra el Covid-19

González, ella misma paciente dada de alta de linfoma, agrega que muchos enfermos con cobertura pública se atienden en Caba pero viven en territorio bonaerense. "Las drogas de bajo costo por lo general las cubre el Banco de Drogas de Provincia. También hay de alto costo, que se deben solicitar ante el Ministerio de Desarrollo Social. Tenemos pacientes esperando en ambos lugares. En Desarrollo Social son cinco; algunos van a trasplante de médula pero primero necesitan un medicamento que no consiguen y eso los retrasa".

"Confluyeron varios elementos para armar una tormenta perfecta que perjudica a los pacientes y en muchos casos pone sus vidas en juego", enfatiza Fernando Piotrowski, paciente con Leucemia Mieloide Crónica y director ejecutivo de la Asociación ALMA.

"La pandemia -añade- modificó los mecanismos de emisión de recetas. La mayoría de los organismos no atiende en forma presencial y lo hace con la mitad de empleados y auditores, aunque recibe la misma cantidad de solicitudes. Algunos, como el Banco de Drogas de la provincia, se quedó sin stock y muchos pacientes llevan tres meses sin medicación. La semana pasada elevamos reclamos de 25 de ellos. Y no responden el teléfono ni contestan los mails".

"[En Desarrollo Social] hay reclamos de seis personas, pero no tuvimos respuestas o fueron parciales. Por ejemplo, autorizaron seis cajas, entregaron una parte y adeudan el resto", puntualiza Piotrowski. Y agrega que con PAMI, en este momento, no hay problemas con la provisión de drogas a los pacientes con leucemias.

Consultados por los retrasos del Banco de Drogas Oncológicas de la Provincia, fuentes del Ministerio de Salud bonaerense, del que éste depende, manifestaron a LA NACION: "Nada justifica el retraso. Pero estamos tratando de poner en orden un banco de drogas sin stock, con deuda, con una relación quebrada con varios proveedores por falta de pago, y en el medio de una pandemia que ha frenado los canales normales de la gestión. Con Ioma pasa algo similar: nos entregaron el Instituto con deudas millonarias y la cadena de pagos cortada".

Aguinaldo para jubilados y pensiones de junio 2020: ¿cuándo y cuánto se cobra en la primera cuota?

Por su parte, la Dirección de Asistencia Directa por Situaciones Especiales (Dadse) del Ministerio de Desarrollo Social, donde varias personas con enfermedades oncohematológicas esperan sus medicamentos, pidió a LA NACION un detalle de cuántos reclamos por fármacos no entregados había presentado cada asociación. Este diario les entregó la información solicitada.

Al cabo de tres días, personal de ese ministerio se comunicó con representantes de Linfomas Argentina, la Asociación Alma y la Fundación Argentina de Mieloma revisaron la situación de cada una de ellas e indicaron que se haría un seguimiento para llegar a una solución.

Acceso interrumpido

Hace años que Isabel Muñoz colabora con la Fundación Argentina de Mieloma. Ella no es paciente ni familiar, pero conoció personas con esta enfermedad y decidió vincularse con la ONG para ayudarlos. "El problema de los medicamentos se acrecentó con la pandemia -comenta-. En PAMI o IOMA, aun con recursos de amparo, no les entregan la medicación".

En Desarrollo Social, dice Isabel Muñoz, esperan la entrega de drogas de alto costo dos pacientes de mieloma. Allí les informaron que sólo se reconocerían dos medicamentos innovadores (lenalidomida y bortertezomib) en lugar de los siete que existen, y que la administración anterior sí cubría en su totalidad.

La situación de muchos pacientes del interior del país, agrega Haydée González, también es complicada. "Hay vuelos a varias provincias dos veces por mes desde Buenos Aires, con drogas e insumos -explica-. Un paciente en Neuquén tiene que hacerse una tomografía especial, un Pet, para saber cómo evoluciona su tratamiento, pero no llegan los reactivos".

En Salta, el doctor Basilio Pertiné, director de la Unidad de Trasplante de Médula Ósea del Instituto Médico de Alta Complejidad, manifestó: "Manejan bien el coronavirus. Pero dejan de atender otras cosas, como las enfermedades oncohematológicas, que requieren reacciones rápidas y son de extrema urgencia.La sobrevida de los pacientes con leucemia aguda, sino les llega el tratamiento, se mide en semanas".