Coronavirus en la Argentina. Permisos, trenes y controles: comienza el endurecimiento para circular entre Ciudad y Provincia

LA NACION

Los gobiernos de Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, bajo la venia del Gobierno nacional, resolvieron restringir la circulación entre ambos distritos y permitirla solo para las personas alcanzadas en los trabajos esenciales

El tránsito de personas entre la ciudad y la provincia de Buenos Aires es el foco de control de la nueva prórroga de la cuarentena hasta el 8 de junio. Preocupados por el creciente número de contagios, los gobiernos de Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, bajo la venia del Gobierno nacional, resolvieron restringir la circulación entre ambos distritos y permitirla solo para las personas alcanzadas en los trabajos esenciales.

Los acuerdos fueron alcanzados en una reunión de trabajo encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero con ministros nacionales, bonaerenses y porteños, para avanzar en la coordinación de los términos de la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades

El principal punto de acuerdo fue la necesidad de reforzar los operativos de control, tanto físicos como tecnológicos, para el transporte público y privado, con especial rigurosidad en la circulación interjurisdiccional.

También analizaron la restriccióndel uso del transporte público interjurisdiccional para que solo puedan utilizarlo los considerados por el decreto presidencial como "trabajadores esenciales".

Permisos de circulación

"Hay cosas para mejorar, por ejemplo los permisos de circulación. En el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) tenemos cinco millones de permisos y tenemos que separar lo esencial de lo no esencial. Es una nueva etapa para ponerle tecnología", expresó el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli.

Las personas que realizaron la declaración jurada para poder circular en los dos distritos deberán volver a realizar el trámite, que es más riguroso y sujeto a aprobación.

"Trabajamos para unificar criterios y tener una habilitación única", dijo el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni,sobre el proyecto de un permiso único nacional.

Cuarentena. Ciudad y Provincia advierten sobre el riesgo de flexibilizarla

"Hoy existen controles y todas las personas muestran certificados, pero las fuerzas de seguridad no tienen posibilidad de determinar si esos certificados tienen validez o no. Entendemos que el nuevo certificado establece un mejor sistema de control y un seguimiento más cercano de cómo es la circulación de las personas en el transporte", dijo Meoni.

En total, 4.125.668 personas habían gestionado certificados en la provincia, mientras que en la ciudad lo habían hecho 903.182.

Controles en los accesos

Otro de los puntos clave en los que trabajan en conjunto es un mayor control en los accesos a la ciudad de Buenos Aires. Esto incluye a los usuarios de trenes, colectivos, automóviles y los que cruzan los distritos caminando o en bicicleta.

"Fortalecer las estrategias de control de la circulación con permisos haciendo foco en que los únicos que tienen permiso para moverse son las actividades esenciales", sostuvo el ministro de Salud, Fernán Quirós.

El subsecretario de Transporte bonaerense, Alejo Supply, puntualizó que "la idea es fortalecer controles en los accesos a la Capital Federal y en 37 puntos de la Provincia donde la gente asciende al transporte público".

"Hay distritos de la Provincia que tienen dos o tres accesos a la autopista y planteamos que se cierren y que hayan controles previos en esos accesos", expresó.

El funcionario precisó que "previo a la cuarentena había 28 millones de viajes y hoy estamos casi en 9 millones", pero manifestó que desde algunos días "el circulante de gente creció".

"Hace dos semanas días atrás teníamos la mitad de gente circulando en el transporte público. Además, se duplicó la que se traslada por vehículos particulares a la Ciudad", detalló Supply.

Tarjeta SUBE

Supply añadió que se trabaja en una propuesta que consiste en que cada pasajero "nominalice la tarjeta SUBE, registrando que es su titular" para que luego eso se entrecruce con la base de datos de los permisos para circular. "La propuesta es desincentivar el traslado de gente y propiciar que permanezcan en sus casas", finalizó.

Esta propuesta tecnológica es una de las ideas que había trascendido los últimos días. Tal como adelantó LA NACIÓN, se discutió "la posibilidad de utilizar la tarjeta SUBE para permitir el viaje únicamente a personal esencial y exceptuados", afirmaron desde el Ministerio de Transporte, y agregaron que la medida se aplicaría en el transporte interjurisdiccional, y no, por ejemplo, al subte, que circula enteramente por territorio porteño. En ese sentido, avanza también el plan de aplicar un sistema de turnos para viajar en horas pico.